28
Dom, May

Nueve Lunas: embarazo y deporte

Typography

 El embarazo significa enriquecernos cada mes como mujeres, volvernos más flexibles a los cambios y priorizar lo que verdaderamente vale la pena. Es una transformación física y emocional, son nueve meses de espera, nueve lunas que pueden ser la mejor etapa para una mujer. 

Este momento en nuestras vidas comienza con la noticia, y con ella los altibajos emocionales: alegría, exaltación, orgullo, vacíos y el preguntarnos muchas veces ¿Y ahora qué?

Luego vienen las transformaciones del cuerpo y los intensos cambios metabólicos. Los sistemas respiratorio, circulatorio, digestivo y reproductor se encuentran muy exigidos, al igual que las articulaciones y los distintos grupos musculares, siendo el gasto de energía mucho mayor. La formación de quien nos acompañará segundo a segundo empieza a sentirse. 

Esta etapa podemos afrontarla manteniéndonos ágiles, activas y cómodas en nuestro nuevo cuerpo. ¿Cómo? Durante este período es fundamental el ejercicio físico porque beneficiará la calidad de vida de la mamá y del bebé, ayudándola a familiarizarse con los cambios y disfrutando cada etapa junto al nuevo integrante. La actividad física nos ayudará a  que el cuerpo responda mejor a las exigencias aliviando los malestares corporales que suelen aparecer durante el embarazo, logrando mejor elongación y postura corporal y evitando los dolores en la zona baja de la espalda y la cintura causados por el peso de la panza.

Los deportes recomendados durante la gestación, a partir del tercer mes y hasta el final del embarazo son la caminata, el Yoga, el trabajo corporal para embarazadas y la natación. No se aconsejan los deportes violentos ni con rebote o alto impacto.

El complemento ideal para la actividad física que elijamos son los ejercicios de respiración para ayudar a la relajación y a aliviar las futuras contracciones que vendrán en el parto.

También es importante durante la actividad física:

ü       Mantenerse hidratada

ü       Evitar movimientos bruscos

ü       No superar los 140 latidos cardíacos por minuto

ü       Evitar contener la respiración y la sobre exigencia en el cuerpo

ü       Elongar y relajar profundamente los músculos después de los ejercicios para evitar lesiones o calambres

ü       Escuchar las señales del cuerpo; si aparece una molestia o dolor, interrumpir el ejercicio.

Además de los beneficios físicos, practicar deporte tiene efectos positivos sobre el estado de ánimo de la futura mamá por la liberación de hormonas, convirtiéndose también en un remedio natural para evitar estados depresivos. Además el desgaste energético que implica el ejercicio, mejora el sueño, mantiene la autoestima y reduce la ansiedad y el estrés.

Otros beneficios científicamente comprobados

ü       Reduce el riesgo de presión alta

ü       Previene la diabetes gestacional

ü       Mejora los trastornos de los músculos pélvicos

ü       Disminuye las molestias digestivas

ü       Previene lesiones musculares y articulares

ü       Alivia los problemas de músculos esqueléticos relacionados con el embarazo

ü       Ayuda a manejar la lumbalgia

ü       Mejora la circulación y evita los calambres

ü       Previene los dolores de espalda producidos por la hiperlordosis lumbar.

ü       Aumenta la capacidad respiratoria y mejora la oxigenación del cuerpo y del bebé.

ü       Previene el prolapso uterino al reforzar los músculos del suelo pélvico.

ü       Disminuye la edematización del cuerpo

ü       Aumenta la energía y capacidad aeróbica

ü       Promueve el crecimiento de la placenta

ü       Evita contracciones musculares                                 

ü       Fortalece el corazón y los pulmones, para una mejor oxigenación durante el parto

ü       Aporta resistencia física para el parto

ü       Previene la aparición de estrías y celulitis

ü       Fortalece los músculos abdominales y de la base de la pelvis

ü       Se recupera más rápido el estado físico anterior al embarazo

Las nueve lunas forman un período emocionante y una vivencia que podemos disfrutar mes a mes en forma plena y saludable. Gozarla sólo depende de nosotras.