22
Mié, May

¿Cuáles son tus desafíos para la segunda mitad del año?

Typography

 Mentalizá tus objetivos deportivos para llegar cada vez más lejos. 

Muchas veces además de estar entrenada físicamente, es importante que la mente esté alineada con lo que deseamos. Por eso estuvimos con Sol Montenegro, directora de la Sede Palermo del Método DeRose, para que nos contara qué es mentalizar y cómo podemos aplicar esta técnica para llegar más lejos. 

“Mentalizar consiste en utilizar la imaginación de manera disciplinada para lograr objetivos. Todo lo que construimos tiene su origen en el pensamiento. Cada una de nuestras ideas, ya sean conscientes o no, terminan proyectándose, de una manera u otra, en el plano físico”, comienza la charla Sol Montenegro. 

¿Cómo mentalizamos?

La técnica consiste en concentrarse intensamente en una idea y visualizarla con nitidez, imaginando todos los detalles, recreando en imágenes aquello que se desea materializar”.

¿Cómo podemos utilizar la mentalización en nuestros objetivos deportivos?

La mentalización es fundamental en el deporte, y si sabemos lo que queremos lograr, es mucho más fácil perseguir un objetivo. Cuando mentalizamos, diseñamos un arquetipo mental de nuestros deseos; después, sólo hace falta dirigir los esfuerzos hacia esa meta que visualizamos. 

Es importante ser consciente del deseo de afrontar un desafío de mayor exigencia al que estamos acostumbradas habitualmente: Participar en una carrera más larga, mejorar el tiempo, entrenar más, o comenzar con ese deporte que siempre nos apasionó.… Una vez planteado el objetivo hay que concentrarse en el momento de conseguirlo, recreando todos los detalles y las sensaciones que se generarán una vez alcanzado el desafío. Incluso, para ordenarte, podés sincronizar una alarma que suene todos los días a la misma hora y tomarte 5 minutos para mentalizar tus objetivos o metas. Después, sólo tendrás que utilizar los recursos que tengas a tu alcance: las cargas de entrenamiento, el descanso, la respiración  y la alimentación con buenas dosis de disciplina y sentido común. 

Si todavía te animás a más; podés aplicar un tipo de mentalización denominada verbal durante los entrenamientos. Consiste en establecer un diálogo con el cuerpo, generando una comunicación íntima con él y estando más atentas a lo que nuestro cuerpo nos demanda a cada instante. A través de la autoinducción positiva podremos estimularnos para motivarnos más física y mentalmente para alcanzar ese objetivo” concluye Sol.  

Mentalizar puede convertirse en una herramienta eficaz en el aprendizaje del deportista. Cuando una atleta domina la situación –porque la ha visualizado- su rendimiento es mayor y varios son los efectos positivos en ella: mejora su concentración, disminuye la ansiedad, permite fijar metas y anticiparse a situaciones para un mejor control, mejora la técnica, agiliza la recuperación del nivel deportivo, apura el proceso de recuperación de una lesión en caso de necesitarlo. 

Mentalizar es materializar. Con esta técnica llegarás a concretar tus objetivos llegando cada vez más lejos.