12
Mié, May

Una flor excepcional - L´interdit Givenchy Edition Millésime

Typography

Después de la creación original en 1957, L' Interdit Eau de Parfum, lanzada en 2018, es el homenaje de Givenchy a la audacia de las mujeres. A aquellas que no se prohíben nada y no dejan que les prohíban nada.

Este año, Givenchy exalta uno de los ingredientes clave de L' Interdit en una versión exclusiva, Édition Millésime: una flor de azahar en un bouquet blanco e hipnótico.

 

 

 Egipto

Con Édition Millésime, los perfumistas Anne Flipo, Fanny Bal y Dominique Ropion llevan L' Interdit hacia un territorio inexplorado. En Egipto hallaron una calidad distintiva de la flor de azahar. Allí, los naranjos se multiplican en el delta del Nilo, cerca del mar. Entre marzo y abril, la eclosión de sus flores y la difusión de su aroma marcan el regreso de la primavera.

 

Una cosecha dedicada a Givenchy

Cada frasco contiene el equivalente a un centenar de flores recolectadas durante el florecimiento de marzo del 2020. Ese año, los pétalos se recogieron en grandes sábanas blancas tendidas bajo los árboles. Luego, se procedió a tratar las flores recién abiertas, sin perder un instante, para conservar intactos su frescor y su riqueza olfativa.

Viva y solar, la flor de azahar estalla en la salida, desde la primera inspiración, sublimada por la jugosidad de la naranja amarga y el frescor del jengibre. El absoluto de flor de azahar despliega facetas texturizadas; forma, junto al nardo adictivo, un corazón suave que contrasta con la delicadeza del neroli.

Una edición comprometida

En compromiso con su enfoque de responsabilidad social y medioambiental, Givenchy seleccionó flores de azahar procedentes de una cadena de producción responsable: una materia prima adquirida a un proveedor conocido en Egipto por sus acciones en favor del medio ambiente.

Esta cadena garantiza condiciones de trabajo respetuosas de las mujeres y los hombres que participan en el cultivo y la recolección de la flor de azahar.
Además, Givenchy presenta un nuevo frasco rediseñado con el fin de reducir su impacto sobre el medio ambiente: sus dimensiones se reducen para ahorrar un 10% de material y el cartón utilizado procede de fuentes responsables que cuentan con la certificación FSC (
Forest Stewardship Council).