26
Mar, Oct

¿Qué es el coaching de imagen y en qué puede ayudarte?

Typography

¿Es lo mismo una asesoría de imagen que un coaching de imagen? Realmente NO.

Aunque en ambos casos te llevás aprendizaje acerca de colores y prendas que te ayuden a comunicar lo mejor de vos y resaltar toda la belleza de tu aspecto, el asesoramiento de imagen trabaja sólo con el área física y la estética.

 

 Un coach de imagen es un profesional preparado para, además de apoyarte en los aspectos anteriormente mencionados, ayudarte a trabajar con ciertas ideas de vos misma que son, generalmente, las que hacen que no logres esa versión tuya de excelencia.

Sobre todo en el caso de las mujeres, es habitual escuchar comentarios como “es que estoy muy gorda y por eso NADA me queda bien”, “Ya no tengo edad para usar esta prenda aunque me guste”, “cómo me voy a poner un escote…ya soy una señora grande”,   “Me da vergüenza  dedicar tanto tiempo a mi arreglo, con tantas cosas que tengo que hacer” ( ¡como si vos no fueras suficientemente importante!),  es que no me animo a ponerme esto, voy a resaltar mucho” o “no  es para mi físico, soy muy petisa” (o muy alta, o muy flaca, o muy, o muy , o muy!)

Las mujeres estamos llenas de creencias que hacen que en algunos casos conseguir lucir en todo nuestro esplendor sea una tarea titánica. Pero ese inconveniente casi nunca es de las prendas, o de los colores, o de la moda sino que está en nuestras ideas, en nuestra cabeza, en esa voz que nos dice NO.

Un coach de imagen tiene los conocimientos para acompañarte a recorrer de dónde salen esas voces que se aprenden de niñass y que nos acompañan durante toda la vida si no aprendemos a cuestionarlas y a quitarles poder. Trabaja con tu aspecto físico, con tu estética y también con tu imagen INTERNA.  Esa es la principal diferencia entre ambos servicios.

¿Siempre se requiere hacer un coaching de imagen?

Claro que no, pero si tu intención es encontrarte con vos misma, con tu identidad y personalidad a través de la forma en que te ves, si querés redescubrirte y descubrir el placer que puede acompañar la elección de prendas y armado de outfits con el fin de que hable de vos, de quién sos, de tus valores y de tu personalidad, entonces sí, decidite a tomar un servicio de coaching de imagen.

El trayecto es más largo y más sinuoso pero mucho más gratificante porque te llevará por el camino de amigarte con vos misma, lograr la armonía entre cuerpo, mente e imagen y que eso se note en la forma en que elegís vestirte, sin tanta crítica destructiva.