26
Mar, Oct

Alergia al látex: ¿Cómo cuidarse en las relaciones sexuales?

Typography

Más de 15 millones de personas sufren alergia al látex, y se estima que entre el 5 y el 10% de la población mundial la padece. Afecta en mayor medida a las mujeres y si no se diagnostica a tiempo puede poner en riesgo la salud.

 

 Esta alergia ocurre debido a que el cuerpo reacciona frente a una proteína presente en el látex, derivado del caucho natural, que una vez obtenido es procesado y se le agregan diversas sustancias químicas para lograr el producto final. Todo esto contribuye a su potencial alergénico.

La alergia al látex suele suceder más frecuentemente en ciertos grupos de personas como los trabajadores de la salud e individuos que hayan pasado por numerosas cirugías debido al contacto con los guantes que contiene dicha sustancia. Respecto al género, suele ser más frecuente en mujeres debido al uso de métodos anticonceptivos de barrera con látex, como el preservativo y el diafragma y a los procedimientos ginecológicos y obstétricos.

La sensibilización de una persona ocurre al tomar contacto con el alérgeno, y las manifestaciones clínicas de la alergia dependerán del tiempo de exposición, la vía de exposición (contacto con la piel, con las mucosas como la vagina o boca, o por vía aérea), la cantidad de alérgeno y de factores propios del individuo, ya que hay personas más alérgicas que otras.

El tiempo que transcurre entre la exposición al látex y la aparición de los síntomas puede variar de minutos a horas.  En general, aquellos que ocurren más rápido serán más severos.  Lo mismo ocurre con la vía de contacto, serán más complicados cuando la reacción es consecuencia de la exposición directa a través de mucosas (boca, vagina).

Los principales síntomas de la alergia al preservativo de látex son picazón, irritación, inflamación, edema y resequedad de la zona de contacto. También puede, en menor medida, derivar en urticaria en la piel, angioedema o dificultad respiratoria.

Existe una reacción que ocurre de manera poco frecuente, que se denomina anafilaxia. Es muy peligrosa ya que puede poner en riesgo la vida. Es una manifestación alérgica generalizada del cuerpo que comienza con los síntomas ya descriptos, pero que, además, puede generar una obstrucción respiratoria aguda y colapso cardiovascular con la consecuente muerte si no se recibe atención médica de manera urgente.

El diagnóstico de la alergia al látex es un desafío. El personal tratante deberá identificar cuándo ocurre la alergia, conocer a qué productos o en qué situaciones estuvo expuesta la persona, evaluar antecedentes de otras alergias como la rinitis estacional, asma, y eczemas en la piel. También, se evaluará la alergia a alimentos como palta, papa, banana, tomate, castañas, kiwi y papaya, ya que existe mayor frecuencia de alergia al látex en aquellas personas atópicas o que son alérgicas a estas frutas.

Además, podrá solicitar estudios en sangre o test de reactividad en piel para detectar qué sustancia está produciendo la alergia. La prevención se basará en evitar el contacto con productos que contengan látex.

En cuanto a las relaciones sexuales, existen otras opciones como los preservativos hipoalergénicos sin látex, fabricados con poliuretano, material que ofrece todas las garantías de los preservativos tradicionales y, adicionalmente, son resistentes a cualquier tipo de lubricante. Incluso, hay quienes indican que, por ser más delgados, conducen mejor el calor, aumentando la sensibilidad en el acto sexual. Tener alergia al látex no es razón para no protegerse.