26
Mar, Oct

¿Ansiedad por separación en niños?

Typography

La ansiedad por separación en los niños se refiere a cuando un pequeño se preocupa o sufre miedo o ansiedad cuando está lejos (o separado) de miembros de la familia u otras personas con las que tiene una relación cercana. Esta ansiedad puede surgir por varias razones, por ejemplo, el niño teme que:

 

 -Algo malo le pase a su familiar o pariente cercano.

-Se pierda y no pueda encontrar a su familia.

-Sea abandonado

La ansiedad de diferentes formas no es infrecuente en los niños, aunque los tipos y la gravedad pueden variar enormemente. Con respecto a la ansiedad por separación casi todos los niños entre 18 meses y 3 años tienen ansiedad por separación y son pegotes. La ansiedad por separación severa, es decir, la ansiedad por separación como trastorno, sin embargo, puede ser grave y debilitante y los signos comienzan con mayor frecuencia cuando el niño tiene entre 7 y 11 años.

¿Cómo identificar la ansiedad por separación en niños?

Puede mostrarse de distintas maneras, a continuación, se muestran algunos signos comunes de ansiedad por separación.

-Ser extremadamente dependiente, incluso en casa.

-Tener problemas o negarse a dormir solo.

-Tener pesadillas sobre estar separados de alguna manera.

-Estar demasiado preocupado por la seguridad de un pariente cercano, por la posibilidad de perderse o ser abandonado o cuando se separa de su hogar o familia.

-Negarse a ir a la escuela o apartarse de la familia

-Miedo o reticencia a estar solo en general

-Pánico o rabietas al estar separado de la familia o parientes cercanos.

La ansiedad por separación también puede aparecer en signos o síntomas físicos, como: músculos doloridos o tensos o dolor de estómago o cabeza frecuentes u otras dolencias físicas.

Lidiar o cuidar a un niño con ansiedad por separación

Dependiendo de la gravedad de la ansiedad y los síntomas, hay diferentes cosas que se pueden hacer para ayudar a los niños con ansiedad por separación.

Hablar con el doctor de tu hijo: El médico debería poder brindar recomendaciones específicas según la gravedad y los tipos de síntomas que experimente tu hijo. También pueden ayudar a identificar si la ansiedad es grave o un signo de trastorno de ansiedad por separación. En este caso, pueden ayudar a recomendar otras terapias, tratamientos o medicamentos.

Apoyar a tu hijo y ayudarlo a tranquilizarse: Apoyarlos de la manera que puedas y tranquilizarlos ayuda a disminuir su ansiedad por separación. Los psicólogos pueden tener consejos más personalizados sobre el apoyo y la tranquilidad que podés brindarles, pero pensá en hacer cosas que los ayuden a sentirse más cómodos o aliviar las preocupaciones que tienen cuando se separan.

Intentá comprender la causa de su ansiedad o situaciones en las que se sienta ansioso. Una parte de ayudar a apoyar y tranquilizar al niño es comprender por qué siente ansiedad por separación. Si comprendés mejor la causa de su ansiedad, estarás más informada para apoyarlos. Del mismo modo, si reconoce las situaciones en las que se siente más ansioso, puede ayudarlos a prepararse para estas situaciones.

Asegurate que las personas en la vida del niño sean conscientes de su ansiedad por separación: es importante que las otras personas importantes en su vida lo sepan. Por ejemplo, las niñeras, los maestros u otros miembros de la familia, que pueden interactuar con el niño con más frecuencia, pueden comprender mejor por qué un niño está reaccionando de esa manera y, potencialmente, cómo pueden ayudar a aliviar su ansiedad.

Con todo, ayudar a los niños a superar la ansiedad por separación es un proceso y será diferente en cada caso.

Si estás buscando alguien que cuide de tu hijo, asegúrate de consultar nuestras niñeras. Incluso puedes encontrar canguros y niñeras con experiencia específica en las necesidades adicionales de los niños, como los trastornos de ansiedad.