28
Dom, Nov

Consejos para que los niños con Trastorno del Espectro Autista vivan en un ambiente más saludable

Typography

La Dra Célica Ysraelit médica neuróloga del Fleni, miembro del Consejo asesor de Brincar, co-creadora de Biblioteca Brincar y también mamá de un adolescente con autismo, brinda consejos para ayudar a generar un ambiente más tranquilo y adecuado para los niños con trastorno del espectro autista (TEA).

 

  

 Generar rutinas:

Para que las personas con TEA sientan que sus aportes son útiles y que estén orgullosos de realizar alguna actividad en la casa, es importante generar una agenda con las actividades del día y ocuparla con tareas adecuadas a su edad como:

- Ser el responsable de poner la mesa.

- Poner la ropa en el lavarropas.

- Colgar la ropa en el tender.

 

La Dra Célica Ysraelit explica que "en algunos casos, los logros que se venían teniendo pueden retroceder durante la pandemia o pueden tener estereotipias, que son los movimientos del cuerpo o vocales que suelen tener las personas con autismo, y en esta situación de mayor estrés pueden generarse con más frecuencia. Hay que ser tolerantes ante esta situación y acompañarlos en esta nueva normalidad siendo pacientes".

 

Para los niños con TEA:

Actividades físicas de descarga, siempre acompañados de un responsable y en un ambiente adecuado y seguro para la actividad:   

- Actividades con baile.

- Jugar en una cama de elástica

- Armar circuitos de actividad física en la casa.

- Seguir videos de ejercicios para que los hagan solos o se diviertan en familia.

 

Para la sociedad:

Aceptar las diferencias y esto conlleva a:

- Ser más pacientes y compresivos.

- Ser más tolerantes y más amables.

 

Estar al tanto de que podrían reaccionar de alguna forma particular frente a algunos estímulos: Las personas con autismo sienten y viven el mundo de una forma diferente, por lo que hay estímulos sensoriales que ellos los pueden vivir como una agresión y les genera una enorme disconformidad:

- Luces estridentes o brillantes.

- Ruidos muy fuertes.

- Texturas, por ejemplo: espacios con alfombras muy cargadas.

 

No generalizar: No todas las personas son iguales, por eso es importante no generalizar y saber o preguntarles qué les gusta y qué no.

 

Máximo desafío: Tener paciencia.