26
Lun, Sep

¿Cuál es la actividad física recomendada para cada edad y el beneficio al realizarla?

Typography

Mantenerse en movimiento es vital,  no sólo a nivel estético sino también en cuanto a lo orgánico, pero debemos hacerlo tomando ciertos recaudos. Se considera actividad física a cualquier movimiento corporal producido por los músculos esqueléticos que exija gasto de energía.

 


 Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la inactividad física es el cuarto factor de riesgo en lo que respecta a la mortalidad mundial (6% de las muertes registradas) y se estima que en la actualidad más del 80% de la población adolescente a nivel global no tiene un nivel suficiente de esta actividad.


Además, se considera a la inactividad física como la causa principal de entre un 21% y 25% de los cánceres de mama y de colon, el 27% de los casos de diabetes y, aproximadamente, del 30% de la carga de cardiopatía isquémica.


¿Debemos chequearnos antes de comenzar a realizar actividad física?


Según el Dr. Carlos Reguera, médico cardiólogo  y Jefe del Área de Medicina Preventiva de INEBA, "siempre es bueno evaluar la aptitud física del paciente antes de realizar actividad física sin incrementar riesgo. Y, para ello, se debe cumplir con diferentes pasos".


Para empezar, es importante realizar una consulta cardiológica que incluya evaluación del paciente, interrogatorio y examen físico. "Hay que tener en cuenta la historia familiar de enfermedad cardíaca y muerte súbita, antecedentes cardíacos personales y los síntomas relacionados con el ejercicio, síncope específicamente, dolor en el pecho y palpitaciones. El examen físico incluye la medición de la presión arterial, la palpación de pulsos y la auscultación dinámica, entre otros", explica el especialista.

Luego de esta consulta, los estudios son vitales. El electrocardiograma y la prueba de esfuerzo son estudios básicos y de primer orden que consisten en someter al paciente a un esfuerzo para evaluar la respuesta cardiovascular. "En el caso de encontrarse hallazgos dudosos o patológicos se podrá avanzar con estudios adicionales como ecocardiografía, holter, o una resonancia cardíaca, por mencionar solo algunos", dice Reguera.


En la medida justa


La actividad física no debe confundirse con el ejercicio. Éste es una variedad de actividad física planificada, estructurada, repetitiva y realizada con un objetivo relacionado con la mejora o el mantenimiento de uno o más componentes de la aptitud física.


La actividad física abarca el ejercicio, pero también otras actividades que entrañan movimiento corporal y se realizan como parte de los momentos de juego, del trabajo, de formas de transporte activas, de las tareas domésticas y de actividades recreativas.

Un nivel adecuado de actividad física regular en los adultos reduce el riesgo de hipertensión, cardiopatía coronaria, accidente cerebrovascular, diabetes, cáncer de mama y de colon, depresión y caídas; mejora la salud ósea y funcional y es un determinante clave del gasto energético, y es por tanto fundamental para el equilibrio calórico y el control del peso.

 

¿Cuánta actividad física se recomienda?


Para niños y adolescentes de 5 a 17 años:

-Practicar al menos 60 minutos diarios de actividad física moderada o intensa.

-Duraciones superiores a los 60 minutos de actividad física procuran aún mayores beneficios para la salud.

-Ello debe incluir actividades que fortalezcan los músculos y huesos, por lo menos tres veces a la semana

Para adultos de 18 a 64 años:

-Practicar al menos 150 minutos semanales de actividad física moderada, o 75 minutos semanales de actividad física intensa, o una combinación equivalente entre actividad moderada e intensa.

-Para obtener mayores beneficios para la salud los adultos deben llegar a 300 minutos semanales de actividad física moderada o su equivalente.

-Conviene realizar las actividades de fortalecimiento muscular dos o más días a la semana y de tal manera que se ejerciten grandes conjuntos musculares.

Para adultos de 65 años o más:

Además de las indicaciones para los adultos de 18 a 64 años se le suman:

-Las personas con problemas de movilidad deben practicar actividad física para mejorar su equilibrio y prevenir caídas por lo menos 3 días a la semana.

-La intensidad con que se practican distintas formas de actividad física varía según las personas. Para que beneficie a la salud cardiorrespiratoria, toda actividad debe realizarse en periodos de al menos 10 minutos de duración.

"La actividad física regular de intensidad moderada  - como caminar, montar en bicicleta o hacer deporte - tiene considerables beneficios para la salud. En todas las edades, los beneficios de la actividad física contrarrestan los posibles daños provocados, por ejemplo, por accidentes. Realizar algún tipo de actividad física es mejor que no realizar ninguna. Volviéndonos más activos a lo largo del día de formas relativamente simples podemos alcanzar fácilmente los niveles recomendados de actividad física", concluye Reguera.