03
Dom, Jul

El derecho a ser diferente: por qué es importante fomentar ámbitos inclusivos para prevenir la discriminación de las personas con discapacidad

Typography

"Elige ser amable" es uno de los tantos mensajes de la película "Extraordinario" que aborda la inclusión de Auggie, un niño con síndrome de Treacher Collins que se enfrenta al desafío de asistir a clase por primera vez y, con eso, al acoso escolar.

 

 

 ¿Por qué las diferencias históricamente han sido motivos de burla y estigmatización y no se han aceptado las particularidades?  ¿Qué lugar tienen las personas con discapacidad en el camino hacia la aceptación de la diversidad, en los nuevos debates e intercambios y en las políticas públicas, las cuales deben garantizar la plena inclusión del colectivo y prevenir cualquier tipo de exclusión y discriminación?


Es así que la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (2008) en su artículo 2 aclara que: "Por discriminación se entenderá cualquier distinción, exclusión o restricción por motivos de discapacidad que tenga el propósito o el efecto de obstaculizar o dejar sin efecto el reconocimiento, goce o ejercicio, en igualdad de condiciones, de todos los derechos humanos y libertades fundamentales en los ámbitos político, económico, social, cultural, civil o de otro tipo."


¿La inclusión y el respeto se aprenden? Sí. Entonces, cabe cuestionarnos cómo estamos trabajando, no solamente en pos de ámbitos inclusivos, accesibles y respetuosos de las diferencias (accesibilidad arquitectónica, inclusión laboral y educativa) sino en su aceptación y naturalización a través de la visibilidad, la representación, la educación para evitar situaciones de bullying, acoso, discriminación y exclusión. Es importante estar atentas para inculcar valores de empatía y solidaridad.


Por otro lado, seguir deconstruyendo ideales de belleza y parámetros de normalidad instaurados parece ser necesario para promover una concepción que invite al respeto por la diversidad corporal, sin importar la condición o características. En este sentido, es fundamental prestar atención a las redes sociales que suelen ser foco de violencia y agresión, además de omisión y exclusión de diferentes cuerpos.


Por último, reconocer que todos somos diferentes (y tenemos derecho a serlo) pero, al mismo tiempo, iguales, en tanto merecemos las mismas oportunidades de participar de la sociedad porque, como dijo Auggie, "Sé amable porque todos están librando una batalla y si quieres saber lo que los otros son, sólo tienes que mirar."