Pubertaz precoz: ¿qué debo saber?

Typography

Desde Babysits Argentina, la plataforma de niñeras, traemos todo lo que necesitás saber sobre la adolescencia precoz.

¿Qué es la adolescencia o pubertad precoz?

 

 Cuando nuestros hijos están creciendo siempre estamos atentos a cualquier cambio que manifiesten, ya sea físico como mental.

Según la página web de Mayo Clinic: “la pubertad precoz ocurre cuando el cuerpo de un niño se empieza a transformar en el de un adulto (pubertad) demasiado pronto. Cuando la pubertad comienza antes de los 8 años en las niñas y antes de los 9 años en los niños, se considera precoz”.

Se trata del crecimiento acelerado de huesos y músculos, cambios en la forma y el tamaño del cuerpo y el desarrollo de la capacidad reproductiva. Habitualmente se desconocen las causas de la pubertad precoz en los niños. Por lo general, el tratamiento consiste en tomar medicamentos para retrasar el desarrollo.

Síntomas o señales: cómo identificarla

Los síntomas son diferentes y aquí los detallamos para prestarles atención en niñas de 8 años y niños de 9.

Niñas:

-Vello púbico

-Vello en las axilas

-Flujo vaginal

-Olor corporal

-Menstruación temprana y crecimiento de los senos

Niños

-Aumento del olor corporal

-Vello púbico

-Crecimiento de los órganos sexuales

-Vello facial

-Cambio en el tono de voz

Además, existen algunos factores de riesgo que pueden aumentar las posibilidades de que un niño sufra pubertad precoz. Por ejemplo, es más problable que esta situación se dé en niñas o niños con sobrepeso. También, suele ser una complicación en enfermedades que implican una producción de hormonas masculinas.

Posibles complicaciones y riesgos de la pubertad precoz

Los niños/as que sufren pubertad precoz, crecen con rapidez al inicio de su condición. Sin embargo, los huesos madurarán más rápido de lo habitual y por tanto, su crecimiento se detendrá más pronto que en otros niños. De esta manera, cuando sean adultos puede que su estatura sea menor que el resto.

Por otra parte, la pubertad precoz también puede provocar problemas emocionales en los niños, como ansiedad o frustración, al igual que una cierta sensación de rechazo por desarrollarse de forma diferente. Esto podría afectar a su autoestima.

 

Prevención

Podés hacer cosas para que tus hijos no estén expuestos a factores que les provoquen esta situación de madurez forzada.

- Mantené a tu hijo alejado de fuentes externas de estrógeno y testosterona, como medicamentos recetados para adultos en el hogar o suplementos dietéticos que los contengan.

- Alentá a tu hijo a que mantenga un peso saludable, con deportes y alimentación sana. Lo que les expliques lo entenderán y si deben hacer dieta ayudalos dando el ejemplo.

Consultá con tu pediatra sin pérdida de tiempo

Se recomienda solicitar una consulta con el médico de tu hijo si presenta alguno de los signos o síntomas de pubertad precoz.

Con una revisión profunda, evaluará si no hay nada oculto aparte de los síntomas que se pueden ver en el exterior.