14
Dom, Ago

¿Es posible crear nuestra propia felicidad?

Typography

De qué hablamos cuando decimos la palabra felicidad. Según el diccionario la felicidad es un estado de ánimo de la persona que se siente plenamente satisfecha por gozar de lo que desea o por disfrutar de algo bueno.

 

 Pero vayamos más a fondo: ¿alguna vez te preguntaste qué es la felicidad para vos en particular?, ¿cómo podés ser feliz?, ¿te considerás una persona feliz o es algo muy lejano a tu experiencia?

Desde el counseling creemos que las preguntas abren espacios y posibilidades no solo para conocernos, sino también para comprendernos. Y, de este modo, aprender a poner en palabras lo que sentimos en los diferentes momentos de nuestras vidas.

Al conocernos y comprender qué sentimos, cómo pensamos y cómo actuamos en relación a un tema en particular tenemos la posibilidad de revisar si lo que estamos haciendo hasta ahora tiene sentido para nosotras o necesitamos realizar cambios.

Quizás, al reflexionar sobre la felicidad encontrés fácilmente momentos de bienestar subjetivo, es decir,  aquello que colma nuestros sentidos: escucho una música que me gusta, como algo rico, me siento en un sillón muy cómodo pero, tal vez, no te llegue tan rápido esa conexión directa con la felicidad que podríamos decir que es la que colma el corazón.

Puede que esto nos pase ya que definir la felicidad es una tarea compleja porque abarcan múltiples aspectos y está muy relacionada con cada experiencia humana.

Nos gustaría aportar algunas ideas para explorar tu relación con la felicidad:

-Sentirnos conectadas con el todo, es decir con nuestro interior, con las demás personas y con la naturaleza. Esto nos ayuda a tener más confianza personal y en la vida.

-Vincular con nuestra valoración y validación personal. Somos dignas y merecedoras.

-Revisar nuestros pensamientos y diálogos interiores. Al observarlos podemos transformar los que nos hacen daño en aquellos que posibiliten nuestro bienestar.

-Generar espacios de autoconocimiento y descubrimiento personal. La felicidad está dentro de nosotras, es cuestión de aprender a sintonizar con ella.

-Estar agradecidas, al menos unos minutos al día. Es decir llevar la atención hacia aquellas cosas o situaciones de tu vida que funcionan y  te inspiran.

-La felicidad es sentir serenidad y paz interior, incluso en las dificultades. Es sentir alegría más allá de las situaciones que transitamos. Es saber que estamos unidas a la vida y confiar en ella.

Conectar con la felicidad, con el gozo o con el disfrute, quizás, pueda parecer una tarea compleja, por eso te invitamos a  reflexionar sobre ello y  poner en práctica las herramientas que te ayuden a descubrir tu propio camino en relación a este tema.

Date tiempo para descubrir y transitar el camino de la felicidad, tené presente que la felicidad no es un lugar a donde llegar sino un camino que recorrer.