26
Lun, Sep

¿Cómo aprovechar al máximo la actividad física?

Typography

Para optimizar los resultados de la actividad física -que debe ir siempre acompañada con buenos hábitos alimenticios- hay diversas acciones o datos que se deben tener en cuenta. Entre ellas, partir de la base de lo dicho anteriormente: por sí solo, el deporte no te hará bajar de peso. Pero, asociado a una ingesta adecuada o baja en calorías y buena hidratación, de manera disciplinada, notarás los cambios ponderales.

 

 "La efectividad de la actividad física siempre será mejor si combina diferentes tipos de ejercicios pero, fundamentalmente, tiene que ser divertida, adaptable a tu realidad y condiciones/condicionamientos de salud, para que pueda ser sostenible y genere la mayor cantidad de beneficios", subraya el médico clínico Jorge Ruiz (MN 156658), especialista en nutrición y deporte; y miembro de CamDoctor Medifé

Según el Dr. Ruiz, a la hora de caminar, si bien está recomendadísimo que se haga a una intensidad moderada (como si llegaras tarde al trabajo), debe haber un paulatino incremento de la performance y/o asociarse a otras actividades físicas de ser posible. "Si siempre se camina la misma cantidad de metros a igual velocidad, no hay incremento de la performance y se pierde la cardioprotección y otros beneficios de la misma", advierte.

En este sentido, también es importante señalar que el alto rendimiento y el sobreentrenamiento no son saludables en sí, están reservados para un porcentaje bajo de la población, que recibe una supervisión continua. En casos extremos, se puede llegar a situaciones patológicas como la vigorexia.

Agrega el Dr. Ruiz que "no se debe practicar ninguna disciplina con dolor. Cuando esto ocurre es una alarma para bajar la intensidad de la práctica. Si persiste, puede estar indicando una lesión o alguna otra problemática".

Con respecto a la actividad física de personas mayores, el especialista señala que el ejercicio de intensidad leve y regular puede ser tan bueno como el ejercicio moderado o vigoroso. Lo aconsejable es ir de menos a más de forma paulatina para evitar la fragilidad y la sarcopenia (pérdida de fuerza y masa muscular).

"En simultáneo, para lograr buenos resultados es fundamental desestimar algunos mitos. No existe ninguna indicación ni estudio que precise que no se pueda realizar ejercicio nocturno. Por el contrario, ayudará al ritmo circadiano si hay problemas de sueño y reducirá los niveles de estrés de la jornada", indica el Dr. Ruiz. 

Además, con respecto a la hidratación, informa que no es necesaria la ingesta de aguas funcionales o vitaminadas. "Lo esencial es entender que el agua debe estar presente antes, durante y después de realizar la actividad física", enfatiza.

Finalmente, el Dr. Ruiz consigna que la actividad física y ser vegano no tiene contraindicaciones. Pero este tipo de alimentación debe estar supervisadas y/o suplementadas para evitar deficiencias de ciertos nutrientes, como proteínas de alto valor biológico, vitaminas B12 y D, hierro, calcio, zinc u omega 3, entre otras.

Para fomentar el ejercicio, empresas y organizaciones fomentan en sus equipos la actividad física con diversos programas. Convenios con gimnasios, cortes programados de tareas para realizar ejercicios de estiramiento y postura, aplicaciones que premian la concreción de metas, son los más frecuentes.

A modo de ejemplo, Medifé posibilita que sus asociados puedan acceder de forma gratuita a Vitality, el programa de bienestar que utiliza el poder de los incentivos, los datos y la economía del comportamiento para promover la actividad física y premiar los logros.

Vitality funciona a través de una aplicación móvil que propone objetivos de actividad física semanales. La actividad se registra a través de un celular o reloj inteligente, enlazado a la aplicación, que mide la cantidad de pasos y/o la frecuencia cardíaca. Al cumplir el objetivo semanal, los usuarios suman puntos que luego pueden canjear por vouchers, descuentos o premios físicos en el Mall de Vitality Argentina. 

Este es solo un ejemplo de cómo todos los actores sociales pueden colaborar en la difusión de hábitos saludables que mejoren la calidad de vida de las personas.