26
Lun, Sep

Los sí y los no durante una entrevista laboral

Typography

A la hora de asistir a una entrevista de trabajo los nervios pueden apoderarse de las candidatas que pueden caer en faltas de atención y en esquivar gestos que suman mucho al entrevistador.

 

 Para evitar estas situaciones algo importante es recordar cuál fue el puesto al que se aplicó, ya que muchas veces la postulante envía gran cantidad de CVs en simultáneo y después, al ser contactada no recuerda de qué posición se trata. Por ello, una sugerencia es mantener un registro de los currículums que se manda.

Otro tip es llevar adelante un análisis previo y conocer información de la empresa (si es que la misma es develada). Contar con estos datos no solo demuestra interés sino que puede hacer la entrevista más interesante. Se puede preguntar en relación al negocio, estructura, presencia en la región, desafíos para el futuro, etc.

Por otro lado, y en el marco que hoy muchas de las entrevistas son virtuales, resulta fundamental recordar que la primera impresión que se da dice mucho de la persona. Es por esto que sugiero cuidar la puntualidad, asegurarse de poder tomar la entrevista en un lugar tranquilo, es decir, en un entorno adecuado al tipo de organización para el que se esté aplicando.

Durante la entrevista, no puede faltar el mostrar interés, curiosidad, entusiasmo y capitalizar el diálogo. Más allá del puesto puntual al que se postula, siempre es importante recordar que se puede ser considerada para futuras oportunidades laborales.

Para que la presentación de la candidata sea exitosa, debe dar evidencias concretas o compartir ejemplos de situaciones en las que el entrevistador pueda identificar sus competencias.

Finalmente, siempre es aconsejable ser sinceras, referirse a la experiencia laboral en términos positivos y dar cuenta de las habilidades blandas que hacen que cada persona sea particular. Estos son algunos consejos que pueden marcar la diferencia.