26
Lun, Sep

Armonización facial, un tratamiento mínimamente invasivo que reemplaza las cirugías

Typography

En los años 80 y 90 el lifting fue una de las cirugías faciales más requeridas, si bien aún se realizan este tipo de intervenciones, los resultados no siempre coinciden con una imagen natural.

 

 Ante ello, y gracias a los avances en medicina estética, los especialistas priorizamos y sugerimos a nuestros pacientes conseguir un doble objetivo: recuperar o corregir las facciones sin perder el look natural. En este marco, la armonización facial se erige como una de las opciones más exitosas, además de ser un proceso mínimamente invasivo que se realiza en consultorio con anestesia local.

A partir de los 25 o 30 años hombres y mujeres comienzan a envejecer y este proceso que se observa en la piel también sucede a nivel óseo. Los huesos se achican, perdiendo proyección. A nivel facial esto significa que el cráneo comienza a reducirse provocando que la piel caiga como sábana.

La armonización facial tiene como objetivo recuperar el volumen óseo para recuperar las facciones natas. Trabaja desde lo más profundo, rearmando la estructura ósea y permite recuperar el volumen perdido con el paso de los años.

Para lograr el objetivo se combina el uso de hialurónico inyectable así como hidroxiapatita de calcio, ambos aprobados por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT) y que pueden durar hasta 2 años en el lugar de aplicación.

A su vez, genera estimulación biológica para la recuperación propia del colágeno del hueso y de la piel. Además, la hidroxiapatita de calcio está presente en dientes y huesos, lo que lo hace ideal para la recuperación ósea facial.

El procedimiento -que pueden realizar hombres, mujeres y también personas que tengan secuelas de accidentes en el rostro- es mínimamente invasivo y permite que el paciente pueda continuar sus tareas diarias con normalidad. Una vez realizado, y solo si es necesario, puede hacerse, además, un tratamiento para reacomodar y mejorar la piel. Los resultados de la armonización facial son fabulosos y se vinculan estrechamente con el “ojo” del cirujano y la técnica que utilice.

En suma, la armonización facial es una de las opciones más acertadas para quienes buscan evitar cirugías estéticas, tendencia que crece a nivel mundial, y quieran obtener resultados mucho más naturales.

Para más información:

https://drimbriano.com/