26
Lun, Sep

¿Cómo armar un buen CV y destacar las habilidades blandas?

Typography

Teniendo en cuenta que el currículum vitae es generalmente el primer contacto de los candidatos con las empresas, es importante considerar ciertos aspectos que pueden optimizar la presentación del postulante. Desde el contenido hasta el formato en que presenta su perfil profesional, puede lograr captar la atención del reclutador.

 

 Un currículum vitae atractivo suele destacarse y generar interés acerca de las aptitudes y motivaciones de un candidato. Para que ello suceda es recomendable que el CV sea sintético y completo, que cuente preferentemente con una foto de buena calidad, junto a sus datos personales y de contacto.

En relación al perfil profesional, es valioso contar con una breve descripción acerca de sí misma, su talento distintivo y sus expectativas laborales en relación al tipo de empresa, industria, sectores y actividades que le gustaría desempeñar. Es aquí principalmente donde el reclutador podrá rápidamente reconocer si sus expectativas y objetivos son compatibles con el perfil y requisitos que la empresa y la vacante ofrecen.

En cuanto a la experiencia laboral, se aconseja detallar cronológicamente desde la posición actual o más reciente hasta las más antigua, mencionando mínimamente el nombre de la empresa, nombre del puesto, el período trabajado, descripción de las actividades principales realizadas, a qué posición se ha reportado en la organización y, sobre todo, los logros profesionales en ese período. Esto último es un detalle que suma para visualizar el perfil.

La formación académica también ocupa un aspecto importante dentro del CV. Se deberá incluir la información inherente a los últimos estudios cursados, mencionando la institución académica y el año de graduación para nivel de estudios completos.

Es valioso adicionar información referente a cursos, especializaciones, conocimientos de programas o herramientas tecnológicas, idiomas así como habilidades o competencias que identifiquen el perfil profesional.

El rol de las habilidades blandas

El CV es la carta de presentación que realiza un postulante en una empresa. Adicionalmente al nivel de conocimientos y experiencia que presenta cada persona, es igualmente importante para RRHH reconocer las motivaciones y habilidades blandas a la hora de elegir a los miembros de la organización ya que, al margen del perfil técnico requerido para la posición – el cual puede no ser suficiente y puede adquirirse mediante formación o experiencia -,  las competencias  o habilidades blandas son esenciales para seleccionar aquellos talentos que se identifiquen con los valores y la cultura de la organización.

Las habilidades blandas corresponden a la modalidad de trabajo y relacionamiento de las personas, "cómo" desempeñan sus responsabilidades, incluyendo la interacción, colaboración, comunicación, integración, liderazgo, autogestión, manejo de conflictos, creatividad, adaptación, etc, que son puestas en juego en la ejecución de las funciones de cada rol.

 

Es posible conocer cómo cada candidato gestionaría ciertas situaciones a través de evaluaciones por competencias, simulaciones y si su accionar corresponde con las expectativas del puesto y de la organización.

En el día a día laboral se vivencian, a través de diversas evaluaciones, encuestas de clima y otras herramientas de gestión de recursos humanos.

Contar con personas cuyas habilidades blandas coincidan con la cultura de la organización  contribuirá al logro de los objetivos personales y organizacionales.