10
Sáb, Dic

Cáncer de mama y fertilidad: ser madre post tratamiento

Typography

El cáncer de mama puede tener influencias en la reproducción, principalmente por el tipo de tratamiento que requiere para ser tratado y por la dependencia que tiene a nivel hormonal, afectando la fertilidad y provocando complicaciones cuando se busca un embarazo.

 

 Actualmente, gracias al avance de la ciencia, existe la posibilidad de preservar la fertilidad sin tener que dilatar el tratamiento oncológico. "De esta forma, se puede diferir la maternidad y esperar a que la paciente tenga el alta de su oncólogo especialista para poder embarazarse. Al haber tratamientos disponibles, mayor índice de curación y diagnósticos tempranos, el cáncer de mama nos permite hacer una vida prácticamente normal después del tratamiento", explica la Dra. Doris Raso, especialista en Medicina Reproductiva de WeFIV.

 

El antes y el después del tratamiento oncológico

Si existe el deseo de tener hijos a futuro, se recomienda acceder a la técnica de vitrificación de ovocitos que permite postergar el embarazo hasta luego de la enfermedad, manteniendo el pronóstico reproductivo previo al inicio del tratamiento oncológico.

El proceso de esta técnica de vitrificación para la preservación de la fertilidad, toma los óvulos a través de una punción folicular y consiste en realizar un proceso de solidificación en el que se trata a los ovocitos con sustancias crioprotectoras y son sumergidos en nitrógeno líquido a una temperatura de -196 ºC, resguardando las condiciones del momento inicial.

Planear la maternidad y llevar adelante una fecundación in vitro con los ovocitos vitrificados, dependerá del alta oncológica y del tratamiento que se le haya efectuado sobre el cáncer, teniendo en cuenta que a veces es solo quirúrgico, otras es cirugía más rayos o, incluso, quimioterapia. En algunas ocasiones, en los tumores que son hormono dependientes, se indica un tratamiento hormonal supresor, el cual prolongará la espera del alta entre 3 y 5 años, pero sabiendo que "al haber guardado los ovocitos, se puede mitigar todos los efectos adversos ya sea de la quimioterapia como del tratamiento hormonal y postergar el embarazo, sin ningún problema en lo que refiere a la calidad de los mismos", indica la Dra. Raso

La gestión de las emociones durante el proceso de reproducción asistida

Luego del cáncer de mama y cuando llega el momento de iniciar la reproducción asistida, para intentar dar paso a la etapa de la maternidad, muchas son las emociones que afloran. "La paciente no solo viene con un diagnóstico para realizar un tratamiento que ya sabemos que de por sí tiene un impacto emocional altísimo, sino que también viene con el impacto del diagnóstico de cáncer," expresa la Lic. María Villamil, jefa de la Unidad de Apoyo Emocional de WeFIV.

Las emociones más frecuentes en esta situación suelen ser la tristeza, angustia, ansiedad, muchas veces vergüenza, culpa y sentimiento de falla. Y, para poder avanzar, es necesario gestionarlas, no solamente por tener que transitar una enfermedad tan dolorosa como es el cáncer sino también por necesitar un tratamiento de reproducción asistida, que probablemente no estaba en sus planes. Así, se vivencia el tratamiento de fertilidad como una consecuencia de su enfermedad, impactando de forma negativa.

Por lo tanto, es importante que la mujer cuente con apoyo emocional de todas las personas que estuvieron acompañándola en el proceso, su familia, amigos, etc. y sería ideal que pudiese contar con un espacio de contención psicológica.

Tener que transitar un cáncer de mama trae aparejados muchos desafíos. Aun así, hay pacientes que salen de esta enfermedad dispuestas a que ésta no paralice sus vidas y ponen toda su fortaleza y energía a disposición de seguir cumpliendo metas, la maternidad suele ser una de ellas.

En la actualidad, con las nuevas tecnologías de la medicina reproductiva, tienen más herramientas como la preservación de la fertilidad a través de la vitrificación, que son aliadas a la hora de continuar cumpliendo sus metas de vida.

Acerca de WeFIV:

WeFIV surge de una trayectoria de más de 10 años, en Argentina, ofreciendo la mejor atención personalizada mediante tratamientos como la Inseminación Artificial, Fecundación In Vitro, Ovodonación y Preservación de la fertilidad a través de la criopreservación de óvulos. Sus acciones están determinadas por el principio de integridad, calidad, trabajo en equipo y dedicación para alcanzar de manera integral el éxito y la excelencia a través de una óptima utilización de sus recursos y tecnología.