10
Sáb, Dic

Se viene el Mundial: ¿qué emociones despierta en nuestra vida?

Typography

Somos un país futbolero, sin duda. Desde la cuna nos empezamos a identificar con ese club de fútbol de papá, mamá, el abuelo. Podemos ir a la cancha, ver los partidos, alegrarnos con las victorias y amargarnos con las derrotas, el fútbol siempre está ahí, en primera fila o a la vuelta de la esquina.

 

 Y llega el mundial, preparamos las camisetas blancas y celestes, pensamos dónde vamos a ver los partidos, qué trasmisión, cómo vamos a hacer con el trabajo, la escuela o la facultad, porque cuando haya partidos los vamos a ver, los vamos a escuchar y nos vamos a emocionar.

Aparecen cábalas, costumbres, rezos, velas, promesas y plegarias. Nos mostramos como lo que somos, seres bio-psico-socio-espirituales. El cuerpo se llena de energía, la cabeza piensa en forma de pelota, el corazón late más rápido, los vínculos se estrechan y los pedidos al más allá se refuerzan.

Aparece la pasión, una pasión que nos conmueve, que nos llena el pecho, que nos corta la respiración, que humedece los ojos, que aprieta los dientes, que duele en la garganta. Cuando suena el silbato el mundo se detiene, todos entramos a la cancha.

La copa del mundo nos une, los cantos y afiches que nos entretienen y ofenden con diferencias y enfrentamientos, desaparecen. Durante las próximas semanas hay una sola camiseta que vale, lo demás entra en suspenso hasta que todos juntos podamos gritar GOL.

En momentos donde la pasión, pero también, la ansiedad, la confianza, la presión y el optimismo se expresan a flor de piel, resulta sumamente valioso reconocer el lugar que las emociones tienen en nuestra vida y lo gratificante de escucharlas y vivirlas a pleno siempre y cada cuatro años.

El Counseling es deporte. Conecta a las personas con sus emociones. Acompaña a los hinchas, simpatizantes, jugadores y al cuerpo técnico dándoles un espacio para que puedan poner en palabras sus esperanzas, miedos y frustraciones. Porque cuando una persona reconoce sus emociones empieza el camino para gestionarlas y mejorarlas.

Podemos decir que "El Counseling está en la cancha", en el banco de suplentes, en la popular y detrás del televisor. Porque al escuchar a las personas con sus ilusiones y temores, promueve lo mejor, para que eso emerja y se multiplique. Se trata de una relación que da espacio para liberar tensiones, desplegar oportunidades, manejar la tensión y estrechar lazos que logren lo que la voluntad se propone. El Counseling acompaña tu pasión.

Escuchar a cada persona involucrada y atravesada por una fuerte emoción, es darle la posibilidad de expresar aquello que habita en lo más hondo de su corazón, una manera de entendernos más y sentirnos mejor. ¡Vamos Argentina! ¡Saquemos lo mejor de esta emoción.