06
Lun, Feb

¿Cuándo realizar la consulta con fertilidad?

Typography

Sabemos que la decisión de iniciar los estudios de fertilidad siempre es compleja y se encuentra atravesada por múltiples factores, y que, en definitiva, siempre va a ser decisión de la paciente que consulta o de la pareja, en el caso que constituya un proyecto de a dos.

 

 

 Como regla general, se recomienda la consulta con fertilidad luego de 1 año de búsqueda de embarazo, entendiendo ésta a las relaciones sexuales sin ningún método anticonceptivo y relativamente frecuentes; cuando la mujer tiene más de 35 años esta recomendación se realiza luego de 6 meses de búsqueda.

 

Ahora bien, ¿el hecho de no haber logrado el embarazo en este lapso significa que se debe hacer la consulta con fertilidad porque hay algo que está mal? No necesariamente; este lapso se propone porque la mayoría de las parejas logran el embarazo dentro de este periodo; que no se haya logrado no significa necesariamente que haya algún problema, de hecho, hay parejas que lo logran luego de 2, 3 o hasta 4 años de búsqueda, pero esta recomendación se establece fundamentalmente para estudiar si puede existir algún tipo de condición que sea pasible de tratamiento.

 

En cuanto a la recomendación de consulta a los 6 meses en el caso de las mujeres mayores a 35 años, esto se sugiere por el hecho que a medida que avanzamos en edad existe una disminución de la cantidad de reserva ovárica, es decir, de la cantidad de reserva de óvulos capaces de lograr un embarazo, proceso que sucede inevitablemente y que no es posible detener con ninguna medicación ni intervención.

 

El aspecto cuantitativo de la reserva ovárica, es un parámetro que puede medirse a través de estudios sencillos como una ecografía y un análisis de sangre; a su vez, otro parámetro que también se afecta con la edad es la calidad de los óvulos que quedan y este aspecto cualitativo de la reserva ovárica es un parámetro que, por el contrario, no puede medirse fácilmente.

 

Al momento de la consulta con fertilidad, si bien la edad materna es un parámetro muy importante, hay que tener presente que no es el único, que existen otros trastornos de fertilidad, como problemas a nivel del endometrio (que representa la capa interna del útero donde se implanta el embrión), problemas en las trompas (lugar donde se encuentran el óvulo y el espermatozoide) y también problemas en el semen (factores masculinos) porque es cierto que muchas veces se le pone el foco a la edad avanzada en cuanto a fertilidad de la mujer en el estudio de la pareja con problemas reproductivos.

 

Como mensaje final recordemos que no somos una especie demasiado fértil, la probabilidad de embarazo por ciclo es baja, alrededor del 15% aunque varía según edad y esto va disminuyendo con la misma.