20
Jue, Jun

Frente al antiaging, el WELLAGING

Typography

 Es un deseo de muchas no envejecer, que nuestro cuerpo no sufra los efectos del paso del tiempo y que el rostro se mantenga terso, firme, sin arrugas y sin imperfecciones. No podemos detener o pausar el tiempo y mantenernos intactas, pero sí podemos frenar los signos de la edad o, al menos, atravesar el paso de los años de forma natural lo mejor posible.

 

¿Qué es el wellaging?

El wellaging es el arte de envejecer bien. Es lo opuesto al antiaging, a las intervenciones estéticas que cambian por completo el aspecto del rostro.

Hoy en día, se busca prevenir las arrugas, eliminar las manchas o mejorar la luminosidad de la piel sin que se note que lo han hecho a través de un tratamiento. Se alejan de los que son invasivos y apuestan por aquellos que ofrecen al rostro los nutrientes que necesitan, sin hacerlo parecer diferente ni transformado.

Las pacientes demandan resultados naturales que mejoren el estado de su rostro pero que no cambien su expresión ni sus formas.

El wellaging permite adelantarse al futuro, en lo que al fotoenvejecimiento se refiere, predecir y redirigir el envejecimiento para mejorar la belleza del rostro. Buscan lucirlo con los signos de la edad disimulándolos de la mejor manera posible, sin estirar la piel de forma masiva o invasiva, ni rellenar arrugas aumentando el volumen.

Esta tendencia tiene sus orígenes en Japón, es una forma de abrazar el paso del tiempo en la piel y tratarlo sin grandes cambios, con ingredientes que aporten los nutrientes necesarios para prevenir los signos de envejecimiento sin que se note de forma evidente.

El anti-aging se lleva a cabo mediante intervenciones, en muchos casos, para esconder los signos de envejecimiento y a veces se recurre a cirugías invasivas.

Las claves del wellaging para envejecer de manera natural

El wellaging trata los signos de la edad de manera natural con tratamientos orientados en la prevención y la corrección de estos efectos. Utilizamos nutrientes que activan las funciones de las células de la piel dando como resultado más luminosidad, hidratación, mejor elasticidad y textura cutánea.

Las bases del wellaging

Para envejecer de manera natural hay que priorizar al descanso, la salud, el bienestar, la buena alimentación y la práctica de ejercicio físico.

Respetar los rasgos, las facciones, resaltar los puntos fuertes del rostro, aumentando la belleza natural de cada persona.

Indicado también para personas jóvenes. El wellaging puede aplicarse en aquellos que todavía no han experimentado grandes cambios cutáneos por el envejecimiento, previniendo estos signos antes de que se manifiesten.

Tips wellaging para la rutina diaria

Los signos del envejecimiento cutáneo son visibles en hombres como en mujeres a partir de los 30 o 35 años. Es muy importante ser prudente y empezar a cuidarse antes de que se manifiesten. Las primeras señales suelen ser la pérdida de luminosidad, de elasticidad y signos de expresión.

Adoptar hábitos saludables. Debemos cuidarnos del estrés, evitar el tabaco o la comida ultra procesada y mantener una vida activa donde el ejercicio físico esté muy presente. Todo ello se verá reflejado en el organismo y será clave para el bienestar cutáneo.

Alimentación sana y equilibrada. Si queremos que nuestra piel luzca radiante con el paso de los años, es ideal llevar adelante un plan en la que se incluyan alimentos ricos en antioxidantes, y vitaminas C y E. Estos nutrientes los podemos encontrar en los frutos secos, el pimiento, brócoli, cítricos, el melón o el kiwi, entre otros muchos.

La importancia de la hidratación tanto por fuera como por dentro: la piel es el órgano más grande de nuestro cuerpo, e hidratarlo es algo fundamental que no podemos pasar por alto.