22
Mié, May

Snacks saludables para reponer energía en los recreos

Typography

Son muy pocos los colegios que han reconvertido sus kioskos para ofrecer opciones saludables, es común que allí vendan productos ultra procesados y alimentos con alto contenido de azúcar. Para evitarlo, una especialista en nutrición comparte algunas opciones ricas y nutritivas para que los chicos puedan disfrutar de recreos más saludables.

 

Millones de niños argentinos volvieron a las aulas y, además de controlar que lleven todo lo que piden los docentes, es importante también prestar atención a lo que comen en los recreos. 

Es sabido que se recomienda una alimentación variada y equilibrada que incluya todos los grupos alimentarios y que se deben evitar el consumo excesivo de golosinas, bebidas azucaradas y comidas con alto porcentaje de azúcares y grasas ya que contribuye a aumentar el riesgo de sobrepeso, obesidad, caries y otras enfermedades.

No siempre en los kioscos de los colegios hay opciones saludables, por lo que llevarlos desde casa es la manera de controlar que los chicos ingieran colaciones con los nutrientes recomendados para cada edad. Brindarles alimentos nutritivos les proporcionarán energía y favorecerán un crecimiento y desarrollo óptimos. 

 "Sabemos que a veces es complicado pensar en alimentos saludables y fáciles de preparar en casa. Sin embargo, existen muchas opciones prácticas, saludables y listas para comer que pueden ser incluidas dentro de la lunchera que los ayudan a recuperar energía para todas sus actividades", señaló la Licenciada en Nutrición del Centro Médico para la Comunidad (CMC) de Boreal Cobertura de Salud, Ana Laura Álvarez Tartaglia (MP 1316).

La especialista recomienda incluir: 

1-Frutas: elegir las de estación y ponerlas enteras, bien lavadas y con piel. Un truco que se puede aplicar es cortarla en trozos y guardarla en un tupper añadiendo un poquito de jugo de limón o naranja para que no se oxide.

2-Lácteos: optar siempre por yogur natural o leche descremada, agregando, si se quiere,  frutas en trozos o frutos secos.

3-Sándwiches: preparados con pan integral e ingredientes de calidad nutricional como: quesos, huevos, tomate y palta, evitar los aderezos.

4-Repostería casera: las galletitas de banana, avena y chips de chocolate hechas en casa son una opción ideal para sumar un pequeño snack lejos de los productos industriales. También se puede optar por hacer muffins o budines con ingredientes naturales y frutas como la manzana y los arándanos.

5-Frutos secos: un puñado de nueces peladas, almendras, castañas o cualquier otro, es muy práctico de llevar. Es recomendable para niños mayores de tres años, para así, evitar incidentes a la hora de comerlos.

La Lic. Álvarez Tartaglia también resalta la importancia de cuidar la alimentación de toda la familia desde el hogar. "Es muy factible que un niño desarrolle sobrepeso u obesidad si se encuentra inmerso en un entorno de alimentos con muchas calorías, semi preparados, congelados, galletas dulces y saladas y, sobre todo, si no se alienta a la actividad física. Por esto es imprescindible que desde el hogar se promuevan no sólo las prácticas alimenticias saludables sino también cuidados que ayuden a mantener el bienestar físico y emocional."  

Los snacks son un alimento importante entre las comidas, pero no deben sustituir ninguno de los tres platos básicos durante el día. Enviar un snack nutritivo a los niños para la escuela contribuirá a aumentar la energía para rendir al máximo mientras aprende.