13
Sáb, Jul

Día del Nutricionista: El Rol de este profesional en la salud y la importancia de llevar una alimentación equilibrada

Typography

 La nutrición es una ciencia pilar de la salud y el desarrollo humano, ya que estudia los procesos fisiológicos y metabólicos que, al ingerir alimentos, ocurren en el organismo. Tiene un rol fundamental en la prevención y recuperación de enfermedades, además de promover la alimentación como base de un cuerpo y vida saludables en personas de todas las edades.

 

 

La función de los nutricionistas es muy versátil: se desempeñan en empresas, en comedores escolares u hospitales diseñando menús acordes a las distintas necesidades; otros trabajan en investigación y desarrollo de productos, y también están aquellos que reciben consultas particulares por parte de quienes desean asesorarse sobre su alimentación.

 

En el Día del Nutricionista, que se celebra cada 11 de agosto en Argentina, Green Food Makers consultó a la Nutricionista Agustina Hernández, quien reflexiona sobre esta profesión, su rol en la sociedad, la importancia de una alimentación saludable y balanceada y la sobreinformación que existe actualmente sobre estos temas.

 

¿Cómo impacta la calidad de la nutrición en el organismo?

 

Hernández no duda al afirmar que la nutrición es fundamental para un funcionamiento adecuado del organismo. Una alimentación completa y variada brinda todos los nutrientes que el cuerpo necesita para poder vivir y ayuda a prevenir enfermedades.

 

Para que la alimentación sea óptima, se deben incluir macronutrientes como proteínas, carbohidratos y grasas; y micronutrientes como vitaminas y minerales.

 

Asimismo, una alimentación equilibrada y acorde al estado nutricional del paciente, sin exceso de sodio, azúcares, grasas saturadas presentes muchas veces en alimentos procesados y junto con la actividad física regular, ayuda a reducir la prevalencia de enfermedades cardiovasculares, resistencia a la insulina, diabetes, hipertensión y obesidad. “Debemos tener una alimentación variada para vivir de manera saludable, tener energía en nuestras actividades de la vida cotidiana, prevenir enfermedades y mejorar el rendimiento.” finaliza Agustina.

 

Este plan alimentario variado incluye: vitamina C para fortalecer el sistema inmunitario y ayudar a prevenir ciertas enfermedades e infecciones; calcio y vitamina D que, junto con ejercicio físico regular, mejoran el metabolismo óseo; fibra alimentaria que ayuda a mejorar el tránsito intestinal y se la asocia con un menor riesgo de desarrollar enfermedades digestivas; micronutrientes como hierro y ácido fólico que ayudan a prevenir anemia, pueden mejorar la función cognitiva y prevenir enfermedades neurodegenerativas; y ácidos grasos esenciales, como el omega 3. Estos cooperan en la mejora de la función cognitiva, participan del desarrollo del sistema nervioso en bebés y niños, reduce el riesgo de enfermedades cardiovasculares y colesterol y puede mejorar la salud articular en personas con ciertas enfermedades como artritis.

 

Mayor conciencia alimentaria. ¿Mito o realidad?

 

“En la actualidad, la gente consulta más al nutricionista debido a que hay un mayor reconocimiento y valoración de la nutrición como parte integral de la atención de la salud y el bienestar personal”, declara la licenciada. Muchas personas concurren para modificar hábitos alimentarios, o en diferentes etapas de la vida como embarazo, vejez, niñez. También, porque modifican ciertos patrones alimentarios y necesitan saber cuáles son los nutrientes críticos para alimentarse de manera completa y saludable. Otras lo hacen para mejorar condiciones médicas como diabetes, enfermedades cardiovasculares, obesidad, hipertrigliceridemia, o para asesorarse acerca de alergias o ciertas intolerancias alimentarias. Por otra parte, personas que realizan actividad física intensa o atletas, pueden recurrir a un nutricionista para mejorar su rendimiento y mantener una composición corporal saludable.

 

Sin embargo, de tanta información disponible para el paciente, también se genera desinformación. Vale destacar que la creciente cantidad de campañas de promoción de salud y prevención aumentaron la conciencia sobre la alimentación saludable, pero aún se encuentra información confusa en algunos medios de comunicación y de la mano de personalidades que no son expertos en salud. Para ello, es trascendental que todos aprendan a leer etiquetas, a reconocer ingredientes y a comprender la necesidad de consultar a un nutricionista para que acompañe los distintos procesos alimenticios. En especial, cuando se quiere realizar un cambio importante como seguir una dieta plant based o vegana, por ejemplo. 

 

En conclusión, la nutrición y el papel del nutricionista en la salud de las personas son fundamentales para alcanzar un bienestar óptimo y prevenir enfermedades. Una alimentación equilibrada, personalizada, el acceso a información confiable y el asesoramiento profesional adecuado son la clave para guiar a las personas hacia un estilo de vida saludable y consciente. Sobre todo, a generar una relación positiva con la comida.

 

Para  más información:

https://greenfoodmakers.com/

@greenfoodmakers