24
Sáb, Feb

Día Mundial del chicle: pros y contras de esta golosina tan adictiva

Typography

El 13 de enero es el Día Mundial del chicle y por eso te vamos a contar si tiene algún beneficio o si debemos dejar de comprarla.

 

 El chicle puede ser útil en situaciones puntuales al ayudar a disminuir la ansiedad y estimular la salivación. Sin embargo, no debería ser una herramienta para manejar la ansiedad, que es un estado emocional. Es fundamental explorar otras estrategias terapéuticas que ayuden al bienestar a largo plazo.

Hay estudios científicos que mencionan los efectos positivos de masticar chicle y el control del apetito. No obstante, aunque puede brindar una sensación temporal de saciedad, no reemplaza la necesidad real de una buena alimentación.

Los chicles sin azúcar y que contienen xilitol (un edulcorante) pueden ayudar a prevenir las caries pero, hay que tener en cuenta que masticarlos por tiempo prolongado produce aerofagia (aire en exceso en el tracto digestivo).

El chicle no es un alimento, al masticarlo frecuentemente ingresa aire al organismo provocando inflamación, así como el consumo excesivo de edulcorantes que pueden generar un efecto laxante.

La saciedad se puede obtener a partir de una alimentación saludable, tomando decisiones acertadas con la ayuda de nutricionistas matriculados.

Con respecto al consumo de chicles en los niños, no es aconsejable porque tienen azúcar y pueden provocar caries, entre otras afecciones. Además, hay que asegurarse que sean lo suficientemente mayores para evitar el riesgo de atragantamiento.

Lo ideal es generar hábitos más saludables en los niños y si sienten hambre, brindarles alimentos reales y no silenciar con los chicles las señales de hambre-saciedad. Por eso es importante controlar su consumo.

Para más información:

www.dim.com.ar