13
Sáb, Jul

¿Cómo es la depresión desde las miradas psicológica y bionergética?

Typography

 La depresión afecta a aproximadamente 280 millones de personas en el mundo, según datos de la Organización Mundial de la Salud. Un estudio epidemiológico en Argentina reveló que la prevalencia de trastornos de salud mental en mayores de 18 años fue del 29,1%. Entre ellos, se destaca el trastorno depresivo mayor, contribuyendo a la carga mundial de morbilidad. La Organización Panamericana de la Salud advierte que 1 de cada 4 personas experimentará algún trastorno de salud mental en su vida, siendo la depresión una de las más comunes.

 

 

Los síntomas, variados y a menudo sutiles, incluyen tristeza persistente, pérdida de interés, cambios en el sueño y el apetito, falta de concentración, sentimientos de culpa y pensamientos de muerte. La depresión se revela como un enigma, tejiendo sombras en la vida cotidiana.

 

La mirada de dos especialistas

 

En medio de este laberinto emocional, las especialistas Liliana Dosoretz y Martina Bianchi ofrecen sus perspectivas desde la psicología y la bioenergética.

 

Dosoretz, licenciada en psicología y directora del Instituto Argentino de Análisis Bioenergético, destaca cómo la depresión paraliza, requiriendo una base de personalidad marcada por la falta de autoestima e independencia. "La pandemia, cruel invitación a la inmovilidad, acentuó este desconsuelo en personas introvertidas", señala la especialista, parte integrante del staff de profesionales que pueden encontrarse en Bruit Salud, una plataforma digital que conecta a especialistas con pacientes que quieren prevenir y mejorar su calidad de vida, la primera que combina medicina tradicional y terapias alternativas.

 

La expresión de estos síntomas varía según cada persona, la gravedad, frecuencia y duración dependerán de cada caso."  Bianchi, consultora en Bruite Salud y psicóloga, ahonda en las causas, destacando factores biológicos, sociales y psicológicos. Subraya la variedad de síntomas, desde lo emocional hasta lo físico, y enfatiza la importancia de detectar y tratar la depresión.

 

Según Dosoretz, "la persona deprimida tiene dificultades para expresar sus emociones, por eso el movimiento es una herramienta fundamental.  En casos severos, se recurrirá a psicofármacos, recetados por un psiquiatra, que ayuden a los déficits químicos del organismo."

 

"El deprimido es un ser desinflado, colapsado, sin vitalidad, con tendencia a la parálisis", describe Dosoretz y agrega: "Hay signos corporales que dan cuenta de una depresión: Falta de brillo en la mirada, cuerpo colapsado o desprovisto de energía, musculatura flácida, pecho hundido, respiración corta o insuficiente, cansancio permanente, inactividad".

 

La bioenergética propone prácticas de movimiento, propuestas para sentirse enraizada y en contacto con una misma y con los demás. "Todas las terapias que promuevan la expresión de los sentimientos y emociones, en eso las terapias Psico corporales cuentan con excelentes herramientas", profundiza Dosoretz.

 

Martina Bianchi, acota: "Actualmente es una discusión en el ámbito de la salud si es una enfermedad, un trastorno o un padecimiento. Existen tratamientos médicos, psicofarmacológicos y psicoterapéuticos que han demostrado alta efectividad para revertir este cuadro".

 

Ambas expertas coinciden en que la prevención y el tratamiento son posibles. Dosoretz destaca las terapias psicocorporales y actividades como yoga y biodanza, mientras Bianchi enfatiza hábitos saludables y el apoyo del entorno.

 

Bianchi ofrece recomendaciones concretas para aquellos que enfrentan la depresión, alentando la conexión con actividades placenteras y la búsqueda de apoyo: "Intentar mantener las actividades que en algún momento fueron fuente de disfrute, en caso de sentir que puede estar atravesando una depresión, pedir ayuda e intentar poner en palabras lo que siente con alguien de confianza."

 

Bianchi asegura que, si bien no existe una causa única de depresión, se cree que existe una combinación de factores biológicos, sociales y psicológicos que contribuyen al riesgo de depresión. "En cuanto al aspecto biológico, se contempla la predisposición genética o los antecedentes familiares de depresión y condiciones de salud física (como enfermedades cardíacas, trastornos de la glándula tiroides o diabetes). Incluso, se ha demostrado en diferentes investigaciones una alta concordancia entre cambios hormonales en ciclos específicos de la vida como el embarazo o la menopausia y cuadros depresivos. Son significativos también en los cuadros de depresión, los cambios químicos en la actividad cerebral, mayormente los relacionados a determinados neurotransmisores como la serotonina -que cumple un papel central en el sueño, el ánimo y el apetito".

 

La empatía, aunque desafiante, es esencial. En este viaje, la luz de la comprensión y el apoyo puede ser la guía que disipe las sombras de la depresión.

 

En ese contexto, es crucial destacar que, en estos cuadros, el acceso a la atención de un especialista se vuelve fundamental. La prontitud con la que se pueda acceder a ayuda especializada es determinante, considerando que, en asuntos de depresión, el tiempo es  valioso.

 

Plataformas como la de Briut Salud, que agilizan este proceso, cobran especial relevancia al sortear las demoras asociadas a los servicios tradicionales de salud. La rapidez de acceso a profesionales especializados es un atributo fundamental, permitiendo a quienes enfrentan la depresión recibir el apoyo necesario de manera oportuna y efectiva.