24
Sáb, Feb

Fiebre Amarilla: la vacunación como principal herramienta de prevención

Typography

El 27 de enero es el Día de la Fiebre Amarilla y la médica infectóloga Corina Nemirovsky, quien está a cargo del programa de Medicina del Viajero del Hospital Italiano, nos acerca algunas sugerencias sobre cómo viajar de forma segura.

 

 

 Vacunación, la principal herramienta de prevención

 

La principal medida para prevenir la fiebre amarilla es la vacunación. Es una vacuna segura y accesible, y estos son algunos datos importantes a tener en cuenta:

-Una dosis para toda la vida. Una sola dosis es suficiente para conferir protección de por vida. No son necesarias dosis de refuerzo.

 

-Plazos para la efectividad. La vacuna proporciona una inmunidad efectiva al cabo de diez días en el 80‑100% de las personas vacunadas, y al cabo de 30 días en más del 99%.

 

-Efectos adversos. Los efectos secundarios de la vacuna contra la fiebre amarilla son raros, aunque aumentan con la edad luego de los 60 años, por lo cual debería evaluarse con precaución el beneficio sobre los riesgos de la vacunación en esta población. 

 

-Acceso a la vacunación. Ante un viaje a área endémica o en brote, la vacunación en nuestro país puede realizarse sin costo solicitando turno en Sanidad de Fronteras. También se encuentra disponible con certificación internacional en algunos vacunatorios privados (con costo).

 

-Personas que no deben vacunarse. Por el riesgo de desarrollar efectos adversos graves, estas personas quedan excluidas de la vacunación: niños menores de 9 meses; mujeres embarazadas (excepto durante un brote de fiebre amarilla cuando el riesgo de infección es alto); personas con alergias graves a las proteínas del huevo y personas con inmunodepresión.

Es requisito tener la vacuna si el viaje es a:

 

India, Sudáfrica, Tailandia, Jamaica y Bahamas, entre otros. Estos países exigen el certificado de vacunación contra la fiebre amarilla para poder entrar, como forma de evitar el ingreso de turistas con la enfermedad. Se trata de zonas en las que la enfermedad está erradicada y no hay riesgo de contagiarse.

 

Dado que en estos países no hay riesgo epidemiológico de adquirir la enfermedad, en caso de existir contraindicación para vacunarse por la edad o por algún motivo médico, se puede evitar la vacunación por medio de una exención que se tramita con la autoridad sanitaria (Sanidad de Fronteras).

 

Es recomendable tener la vacuna si el viaje es a:

 

Brasil, Paraguay, Bolivia, Perú, entre otros. La vacunación en estos casos brinda la protección necesaria para evitar contagiarse por tratarse de zonas donde hay riesgo epidemiológico de contraer la enfermedad.

 

En caso que el riesgo de adquirir la enfermedad en el área a visitar sea mayor que los riesgos de presentar algún efecto adverso grave por la vacuna, se recomendará la vacunación, casos en los que debe realizarse, por lo menos, 15 días antes del viaje.

 

Consulta pre viaje

Existen equipos especializados en medicina del viajero, que brindan atención enfocada en la prevención y la seguridad y brindan orientación antes, durante y después del viaje. 

La Medicina del Viajero se ha vuelto cada vez más compleja debido a los cambios dinámicos en la epidemiología global de las enfermedades infecciosas, los patrones cambiantes de resistencia a los medicamentos y un aumento en el número de viajeros con condiciones de salud crónicas.

Es fundamental la consulta previa a un viaje, con infectólogos actualizados en el tema, para poder recibir recomendaciones precisas y personalizadas en cuanto a pautas de prevención, vacunación y medicación necesarias de acuerdo a cada viaje e itinerario. Además, se recomienda realizar esta consulta con una antelación al viaje de, por lo menos, 30 días para lograr el nivel de inmunidad necesario en caso de requerir vacunación.

El Hospital Italiano cuenta con un Programa de Medicina del Viajero, con disponibilidad de turnos presenciales y de teleconsulta para este tipo de situaciones.