23
Dom, Jun

Te presentamos la app que está revolucionando la compra online de indumentaria

Typography

En el momento de comprar indumentaria de manera online surgen las dudas sobre el talle adecuado, tal es así que muchas veces se abandona la compra por temor a equivocarnos. Es por eso que, pensando en esta problemática, Toribio Nores creó SizeMe AI, una aplicación que ayuda a elegir la prenda correcta en el momento de comprar online.

 

 Con simples pasos y sin necesidad de bajar la aplicación a ningún dispositivo se puede elegir la talla que corresponda ganando practicidad en cada compra online.

Toribio Nores es un joven empresario argentino que encontró un nicho sin explotar basándose en su propia experiencia. Al preguntarle sobre el surgimiento de la app cuenta: “Hace varios años me costaba comprar ropa online porque nunca estaba seguro de mi talle. No entendía por qué pedía siempre el talle M y a veces me quedaba bien y otras no. Noté, hablando con amigos o en charlas casuales, que no era al único al que le pasaba esto y que comprar ropa online no era tan fácil como parecía. Entonces pensé que, si a muchos nos pasaba lo mismo, las marcas se estaban perdiendo de una oportunidad muy grande. Quería descubrir una buena forma de responder a la pregunta central de todo esto: ¿cuál es mi talle?”.

Al analizar el mercado Toribio notó que las tablas de talle en la web de cada marca no eran suficientes y se le ocurrió utilizar inteligencia artificial y reconocimiento de imágenes para obtener las medidas del cuerpo y compararlas con las de la prenda, obteniendo así, recomendaciones personalizadas. De ahí el nombre SizeMe, haciendo alusión a “talleame”.

En mayo del 2022 conoció a su socio Javier Angelelli, “el cerebro que programó la tecnología”, nos dice, y ese mismo año participaron de la competencia Naves del IAE y salieron segundos en su categoría entre más de 90 participantes.

En enero 2023 lanzaron un prototipo de la mano de Reef Argentina que sólo realizaba recomendaciones de talle para remeras de hombre. Mientras que seguían modificando y construyendo el producto sumaban marcas para ganar volumen de usuarios y clientes que les dieran un feedback valioso.

Actualmente el producto es distinto a lo que era en ese entonces, hoy en día el usuario se encuentra con el botón “Cuál es mi talle” al ingresar en la web de la marca, y al clickear pop-up tiene cuatro formas distintas de responder a esta pregunta:

1) Reconocimiento de imágenes: el usuario ingresa su altura, se saca una foto de frente y una de perfil y obtiene la recomendación personalizada.

2) Calculadora con datos demográficos: el usuario ingresa altura, peso, edad y se genera una recomendación automáticamente.

3) Calculadora con medidas corporales: si el usuario conoce sus medidas corporales puede ingresarlas (cadera, largo de torso, cintura, etc.). Sólo se piden las medidas relevantes para la prenda que está mirando.

4) Tabla de talles: genera automáticamente una tabla de talles con medidas corporales.

Una vez que el usuario completa alguno de los primeros 3 pasos, no hace falta que vuelva a hacerlo (a no ser que lo quiera). Uno de los puntos más fuertes es que si ya ingresó sus datos para una marca y luego quiere ver los modelos de otra que también usa la app SizeMe AI, no tiene que realizar el proceso nuevamente.

Para los usuarios la aplicación es gratuita, son las marcas que implementan esta solución a sus e-commerce, quienes invierten.

Para su creador, es una gran oportunidad para las marcas porque van a poder incrementar sus ventas, fidelizar sus clientes y optimizar cambios y devoluciones por problemas de talle. Por su parte, para los consumidores es una ventaja asegurarse que el talle de la prenda seleccionada es el indicado. Es decir, que se maximiza el tiempo para ambos implicados en la compra y ya no habrá necesidad de cambios o devoluciones por talle.

Es importante destacar que la aplicación funciona en la web, es decir, no es necesario descargarla y puede utilizarse en la computadora, en una tablet o en el celular, aunque fue pensada principalmente para teléfono. Y las marcas de ropa pueden encontrarla en la tienda de aplicaciones de sus proveedores de ecommerce como Tiendanube y Shopify.

Como lo lindo del software es que una vez que cumplís con algunas regulaciones de datos y privacidad, no tiene fronteras, este año buscamos insertarnos en el mercado europeo y de Estados Unidos”, nos adelanta Nores al preguntarle sobre sus proyectos para este nuevo año. “Queremos expandir el producto para que llegue a la mayor cantidad de e-commerce del mundo. Estamos enfocados en generar crecimiento. En un futuro, cuando la tecnología nos acompañe, nos queremos meter con la realidad aumentada para que podamos ver cómo nos queda la prenda antes de comprarla y sin necesidad de probarla”.