20
Sáb, Jul

El movimiento hospice: la filosofía que tienen en un nuevo centro de cuidados paliativos

Typography

 

 En un movimiento hacia un enfoque más compasivo en la atención de pacientes en etapas terminales, el Centro de Rehabilitación y Residencia Los Pinos inauguró un nuevo edificio de cuidados paliativos. Además de llevar adelante una alianza con la asociación El Faro, la cual desde la formación busca acompañar a toda persona que quiera preparar de manera anticipada, consciente y planificada, su última etapa de vida.

 

El cuidado hospice (en inglés quiere decir hospitalidad y hogar) lejos de considerar el final como algo inevitablemente difícil, en Los Pinos se lidera una nueva narrativa al invertir en un enfoque integral que transformará la experiencia de aquellos que enfrentan enfermedades terminales.

 

La inversión se ha canalizado en la remodelación integral del edificio (324 metros), la adquisición de equipamiento, insumos y en la formación de un equipo interdisciplinario especializado en cuidados paliativos integrado por médicos, enfermeros, nutricionista, asistentes, psicólogos, voluntarios, terapistas ocupacionales y musicoterapia, religiosos, etc. 

 

Esta iniciativa contribuye al movimiento Hospice en Argentina, marcando una nueva era en la atención de cuidados paliativos al priorizar el respeto, la compasión y la calidad de vida.

 

El Hospice es una filosofía de cuidado y a su vez el lugar donde se desarrolla. Centra su atención en los síntomas físicos y emocionales del paciente y sus familias más que en la enfermedad terminal. "En la Argentina, sólo el 15-18% de la población accede a cuidados paliativos. En otras palabras, más del 80% de quienes atraviesan el final de su vida sufren: tienen dolor, carecen de quien los cuide o están inmersos en la incertidumbre," expresó el Dr. Sebastián Figueroa Dunn, Director Médico de la Residencia Los Pinos y del nuevo Hospice Los Pinos. 

 

Tras el viaje a Alemania para capacitarse con especialistas experimentados en cuidados paliativos, Irma Kathler, responsable del Servicio Social de la Residencia Los Pinos, comentó: "durante nuestro viaje por Alemania visitamos Hospices y también diferentes instituciones dedicadas a la rehabilitación y/o al cuidado de personas mayores que vienen incorporando la modalidad cuidados paliativos dentro de las mismas. Estas visitas nos permitieron traer buenas prácticas y aplicarlas en la Residencia desde herramientas y protocolos hasta las modalidades de trabajo"

 

El éxito de los cuidados paliativos al transformar la experiencia del final de la vida de los pacientes y sus seres queridos, reduciendo el sufrimiento y permitiendo que los pacientes transiten sus últimos días rodeados de respeto, amor y compasión, obliga al Estado Argentino bajo el Programa Nacional de Cuidados Paliativos, según ley 27.678 y decreto 311/2023, a una mayor inversión en su promoción e implementación efectiva a nivel federal para garantizar que los pacientes puedan acceder a sus prestaciones integrales, más la capacitación de profesionales y voluntarios.

 

"En el difícil momento en que se presenta una enfermedad grave o terminal el cuidado paliativo es el acompañamiento clínico, psicológico, humano y espiritual del paciente y sus seres queridos, ayudándolos en la toma de decisiones, aliviando los síntomas y brindándoles sostén emocional; su objetivo primordial es proporcionar confort independientemente de si el paciente realiza o no tratamiento curativo. El dolor nunca debe acompañar este proceso," señaló el Dr. Figueroa Dunn.