13
Sáb, Abr

¿Qué es la dieta cetogénica conocida como keto?

Typography

En un mundo donde las enfermedades crónicas y los trastornos metabólicos están en aumento, la búsqueda de enfoques efectivos para abordar estos desafíos de salud se vuelve crucial. En este contexto, la dieta cetogénica emerge como una estrategia prometedora que está ganando reconocimiento en el campo de la medicina. Por ello, desde Green Food Makers, productora de alimentos saludables, con un amplio portfolio keto, deciden poner la luz sobre este tema consultando a la wellness coach Mariela Timarchi.

 

 

 Según detalla Timarchi, la alimentación cetogénica es un abordaje de la medicina -el cual también se considera estilo de vida-, en el cual se consumen proteínas animales, grasas saludables y vegetales que crezcan por encima de la tierra junto con algunos frutos rojos. Este cambio en la composición de la dieta induce un estado metabólico conocido como cetosis, donde el cuerpo utiliza las grasas como principal fuente de energía en lugar de los carbohidratos. La profesional insiste en que este tipo de alimentación no debe ser considerada una dieta porque, si bien tiene efectos reductores y muchos la utilizan para bajar de peso, no es el objetivo para el que fue desarrollada.

 

Los principales atributos de la alimentación cetogénica se relacionan con:

 

-Mejorar perfil lipídico (aumentando HDL -c, reduciendo LDL-c, así como los triglicéridos)

-Optimizar la sensibilidad a la insulina y la composición corporal

-Beneficia al sistema cardiovascular, por su efecto antioxidante

-Permite tener un control glucémico (especial para diabéticos).

 

Este tipo de alimentación, conocida popularmente como “Dieta KETO”, es un abordaje conocido y utilizado por médicos desde hace más de 100 años y, a lo largo del tiempo, diversas investigaciones respaldaron los beneficios de esta dieta en una variedad de condiciones médicas, que incluyen la epilepsia resistente a medicamentos, la obesidad, la diabetes tipo 2, el síndrome metabólico y trastornos neurodegenerativos como la enfermedad de Alzheimer y el Parkinson. "La dieta cetogénica no solo ofrece una alternativa efectiva en el tratamiento de enfermedades complejas, sino que también promueve la salud metabólica en general", afirma Mariela Timarchi.

 

Por otro lado, la alimentación cetogénica ganó popularidad entre aquellos que buscan mejorar su composición corporal y su rendimiento atlético. Al optimizar el uso de la grasa como fuente de energía, muchos atletas experimentan una mejoría en su resistencia y una recuperación más rápida. En cualquier caso, se requiere una supervisión adecuada con profesionales de la salud calificados para garantizar una implementación segura y efectiva.

 

Malena Gascón, brand manager de Green Food Makers, agrega que los análisis de mercado muestran un creciente interés por este tipo de productos y son los propios consumidores quienes les acercan la necesidad de contar con una mayor variedad de productos keto-friendly. De allí el interés de informar a su comunidad sobre este tipo de alimentación. “En Green Food Makers creemos que es muy importante que nuestros consumidores cuenten con información de valor para poder tomar decisiones de compra conscientes que estén alineadas a sus necesidades nutricionales”; indica Gascón.

 

Transitar hacia una alimentación cetogénica

El camino hacia una alimentación 100% keto, que consiste en dejar de consumir harinas, ultraprocesados, gaseosas y azúcar, debe realizarse lentamente para evitar algunos síntomas no deseados como hipoglucemias reactivas. Lo ideal sería que, en una primera etapa, el coacheado deje de consumir empaquetados, envasados, productos light o integrales, además de aumentar la ingesta de proteína animal y grasas saludables, a 3 o 4 veces por día.

 

El Menú Keto ideal

En ayunas, ingerir agua con 1 cdita. de vinagre de sidra de manzana. Puede ser de gran ayuda para aliviar algunas molestias digestivas como la inflamación, la acidez estomacal y el ardor.

 

Desayuno: (12 hs después de última ingesta del día anterior):

4 huevos revueltos con 1 cda. de levadura nutricional y, por lo menos, 1/2 palta con oliva, sal y limón. Como infusión, bebidas vegetales a base de coco o de almendras, son ideales por sus propiedades antiinflamatorias.

 

Almuerzo: pollo (¾ del plato) acompañado de verduras cocidas con aceite de coco o manteca y unos daditos de queso estacionado de frutos secos.

 

Cena: pollo (¾ del plato) con verduras salteadas con almendras.

 

Si se desea consumir alguna infusión durante el día, se le puede agregar creamer de almendras a un café.

 

Antes de realizar cambios en la alimentación o comenzar con una dieta o plan alimentario, siempre se debe consultar a un médico o nutricionista que pueda asesorar a cada persona según su estilo de vida, composición corporal, hábitos y salud.