13
Sáb, Abr

Canoterapia: un puente de conexión entre las personas y los perros

Typography

La Canoterapia, también conocida como Terapia Asistida con Animales, es una forma innovadora de intervención que busca establecer un vínculo entre las personas y los perros para facilitar su proceso de recuperación o tratamiento. Esta práctica se comenzó implementando con niños y hoy también la adoptan adultos y personas con algún tipo de discapacidad o patología.

 


 Según los registros históricos, la práctica de la Canoterapia se remonta a los comienzos de la historia en los templos de sanación. Desde entonces, la relación entre humanos y animales ha sido reconocida por su capacidad socializadora y terapéutica. John Lockeya, doctor y filósofo del siglo XVII, afirmaba que esta conexión tenía una función crucial en la sociedad, y fue uno de los primeros en impulsar teorías sobre el beneficio del uso de mascotas en pacientes psiquiátricos.


La Canoterapia no está indicada específicamente para una enfermedad en particular, pero se han observado grandes beneficios en patologías donde las personas se encuentran en estado de fragilidad o vulnerabilidad. Se realiza acercando a los animales para que establezcan un vínculo con las personas, sin forzar ninguna situación. Los entrenadores acompañan este proceso y facilitan el acercamiento, permitiendo que el animal haga contacto visual y emocional con las personas.


Graciela Spinelli, Licenciada en Gerontología y responsable del Departamento de Gerontología de la Residencia y Centro de Rehabilitación Los Pinos, comparte su perspectiva sobre esta práctica: "la Canoterapia nos brinda la oportunidad de presenciar momentos de conexión íntima y única entre los participantes y los animales. Es un proceso sanador que va más allá de las palabras".


La Canoterapia beneficia a los participantes directos así como al personal involucrado. Las visitas de los perros proporcionan un momento especial de relajación y asombro tanto para los residentes como para el personal. Carmen Pérsico, criadora profesional y Presidenta del club de Boyeros de Berna Argentina comenta detalla algunos de los beneficios de esta terapia:


-Beneficios físicos: Mejora la psicomotricidad, los patrones de sueño y las alteraciones de la conducta alimentaria. Reduce la tensión arterial, los niveles de estrés y ansiedad. Promueve las salidas al exterior y la relajación.

 

-Beneficios psíquicos: Reduce el miedo hacia lo desconocido, al dolor y al sufrimiento. Mejora la atención y concentración.

 

-Beneficios sociales: Aumenta la socialización, la comunicación y las relaciones. Incentiva la colaboración y el autocontrol, y reduce la agresividad.


También se consiguen beneficios emocionales, sensoriales y educacionales porque motiva a crear vínculos con familiares y amigos, mejora la confianza y la seguridad, aumenta la motivación para realizar nuevas tareas y evita la frustración.