22
Mié, May

Revolución en el mercado de las bebidas saludables

Typography

La alimentación saludable es un ítem que en la actualidad ya está en la agenda de toda la población. Hay una oferta amplia y diversa de alimentos sanos en el mercado, pero son realmente pocas las opciones de bebidas que promuevan genuinamente el bienestar. En especial en la categoría de bebidas gasificadas, donde hoy se destaca “Booch”, la kombucha en lata que ya puede conseguirse en almacenes saludables, cafés de especialidad, restoranes, hoteles y a través de su tienda online: www.booch.com.ar con envíos a todo el país. Próximamente, además podrán comprarse en grandes cadenas de supermercados y estaciones de servicio.

 

 

 Se trata de una bebida natural, refrescante y efervescente que se obtiene al fermentar un blend de té verde y oolong. Está endulzada con azúcar orgánica, junto con otros botánicos y plantas locales aromáticas y medicinales. En el proceso de fermentación, los microorganismos transforman este azúcar en ácidos orgánicos y otros metabolitos que resultan beneficiosos para el organismo y a la vez contribuyen a generar un sabor muy agradable y fresco.

Hay 5 variedades de Booch deliciosas y originales. Las primeras tres, que componen la línea “Original Botánica” son Suico con Coriandro y Cúrcuma, Jengibre y Aloysia y Pomelo e Hibiscus. Los dos últimos lanzamientos son Mandarina Verde con Manzanilla y Melena de León y Yerba Mate con Bergamota y Moringa, que forman parte de la línea altamente innovadora “+ Adaptógenos”, que suma, a los beneficios de la Kombucha original, todos los dones y funcionalidades de los adaptógenos, tan estudiados últimamente.

La kombucha resulta una excelente alternativa a las gaseosas convencionales, ya que éstas suelen tener altos niveles de azúcar agregada, o en su defecto edulcorantes sintéticos, contienen ingredientes ultra procesados o artificiales carentes de valor nutricional, junto con aditivos químicos, colorantes, saborizantes y conservantes que pueden perjudicar la salud”, explica Sofía García Laborde, creadora de la empresa junto con su hermano Manuel.

La kombucha es una soda de fermentación natural con beneficios comprobados científicamente que la hacen una bebida muy virtuosa. Entre ellos resalta su capacidad antioxidante y antiinflamatoria, vinculada con su contenido de varios tipos de polifenoles, incluyendo catequinas, flavonoides y ácido fenólico. “Estos compuestos, provenientes del blend de té verde y oolong presentes en la base de todas las Booch, se potencian por la fermentación y tienen propiedades antioxidantes bien documentadas. La capacidad antioxidante de los polifenoles puede ayudar a proteger las células del daño oxidativo disminuyendo el proceso de envejecimiento celular al neutralizar los radicales libres. Como consecuencia, también ayudan a reducir inflamaciones,” agrega Manuel.

Además, la kombucha funciona como un aliado digestivo por su contenido en ácidos orgánicos; el ácido acético es el mismo compuesto que se encuentra en el vinagre y estimula la producción de enzimas digestivas en el estómago, mientras que el ácido glucurónico ayuda en la desintoxicación del cuerpo al unirse a toxinas y facilitar su eliminación. Una digestión eficiente y una eliminación de toxinas adecuada son fundamentales para el bienestar digestivo. Entre otras de sus bondades, proporciona un ligero estímulo asociado con un aumento en la energía y la vitalidad además de potenciar al sistema inmunológico.

Pero la funcionalidad no es todo. Manuel viajó por el mundo para formarse en alimentación saludable, gastronomía responsable, alquimia vegetal y fermentación, estudiando el tema con grandes referentes como Sandor Katz. “Ponemos mucha atención en que las Booch sean muy ricas y amables a paladares nuevos. Las diseñamos aptas para todo público, no sólo para el nicho de entendidos. Hace 10 años que venimos trabajando con bebidas naturales y fermentadas. Ese tiempo nos permitió evolucionar el diseño de nuestras recetas y procedimientos para lograr resultados muy agradables en nariz y boca, sin los típicos defectos de las kombuchas más caseras. Buscamos principalmente hacer de la kombucha una bebida muy rica y disfrutable, y que los beneficios sean una consecuencia que hable por sí sola”, finaliza Manuel.