22
Mié, May

Longevidad saludable: cómo vivir más y mejor

Typography

El anhelo de la longevidad saludable es una meta que nos atraviesa a todos. La expectativa de vida crece y con ello, queremos vivir más y mejor, no solo durar y transcurrir.

 

 

 Vivir con bienestar y autonomía, es una de las razones de ser de Home Concierge y en este sentido, creemos que sumar años no es sinónimo de condicionamientos y penurias, muy por el contrario, consideramos que es una oportunidad única para desplegar todo lo que aprendimos en la vida y aprovechar el tiempo al máximo.


Independientemente de la edad biológica, hay una edad subjetiva favorecida por la incorporación de hábitos saludables y actitudes positivas.

 

Para la Organización Mundial de la Salud (OMS) "El envejecimiento saludable es el proceso de fomentar y mantener la capacidad funcional que permite el bienestar en la vejez". La OMS estableció a ésta como la década del envejecimiento saludable (2021-2030).

 

Si bien es cierto que, sobre todo después de los 50 años las personas experimentan modificaciones estructurales, hormonales y metabólicas, como la menopausia en las mujeres, la disminución de los niveles de testosterona en los hombres, reducción muscular, ralentización enzimática, entre otras, las mismas pueden ser alivianadas con hábitos positivos que se incorporen como parte de un estilo de vida saludable.

 

De este modo, con el objetivo de promover y lograr una longevidad saludable, desde Home Concierge -primera plataforma de servicios personalizados (no médicos) para personas mayores y/o con discapacidad y profesionales-, dan a conocer algunos consejos brindados por especialistas:

 

-Realizar actividad física: es fundamental para obtener beneficios corporales y psíquicos. Yoga, caminata, natación, baile, entre otras actividades son siempre recomendadas para mantener las mejores condiciones al pasar los años.

 

Desarrollar la creatividad: llevar a cabo hobbies, salidas, actividades artísticas, artesanales, contemplativas, etc son algunas de las alternativas para llevar un estilo de vida saludable. La clave: identificar lo que más nos guste hacer, aquello que nos inspire y nos permita imaginar y crear.

 

-Descansar bien: si dormimos mal, tenemos la posibilidad de tener más lesiones, tendencia a subir de peso, a tener estados anímicos desfavorables, entre otros efectos adversos. Promediar entre 7 a 9 hs de sueño diarias, contar con un buen colchón, no ver dispositivos antes de dormir y mantener un entorno oscuro para disponerse al sueño, favorecen el buen descanso y contribuyen a estar y sentirse bien a toda edad.

 

-Alimentarse conscientemente: una dieta adecuada nutritiva y balanceada, completa el esquema de hábitos saludables. "Somos lo que comemos", es una de las frases más populares y representativas de esta necesidad de tomar registro de cómo nos alimentamos para estar mejor desde adentro hacia afuera. En este sentido, recomendamos alimentarse conscientemente y siempre consultar a profesionales para llevar adelante la mejor rutina alimentaria teniendo en cuenta que es determinante en lo que hace a un estilo saludable y mantenernos siempre con buena energía.

 

Vivir mejor es posible y considerando algunos consejos básicos se puede mejorar notablemente la calidad de vida con el paso de los años.