26
Mar, Oct

Adicción a las cirugías

Typography

Argentina, Venezuela y Brasil ocupan el ranking de los países con más demanda en cirugías estéticas, seguidos por Estados Unidos. Los avances en cirugía plástica son continuos y  la obsesión por verse perfecta, en algunos casos llega a ser extrema.

 

Ya no son sólo los famosos los que recurren al quirófano, personas comunes se someten a cirugías y tratamientos sin límite. ¿Cuándo parar? ¿Qué rol cumple el cirujano? 

¿Qué cambió?

En los últimos cinco años, esta tendencia fue en crecimiento no sólo en mujeres sino también en hombres y adolescentes.  

El aumento en la demanda de las cirugías plásticas ha hecho su explosión especialmente en el sector masculino. Pero no sólo se amplió de género, sino que también se extendió el rango de edades.  

Si bien el sector que más consulta abarca entre los 30 y 55 años, actualmente el límite de edades se corrió hacia un sector que va entre los 15 y los 85 años. Un fenómeno que llama fuertemente la atención es la creciente consulta de mujeres entre 65 y 85 años, no tan inclinadas a las cirugías, pero sí con una gran adicción a los tratamientos, que en la actualidad son muchos y de los más variados. 

Las cirugías más pedidas según la edad

En lo que a mujeres respecta, y abarcando todas las edades, la que lidera el ranking de cirugías es la de aumento de mamas. En las mujeres jóvenes le sigue la lipoaspiración  y el tercer lugar se comparte entre la rinoplastia (operación de nariz) y una lista interminable de tratamientos de piel. 

Las mujeres de mediana edad acuden mucho a la abdominoplastía (reducción de panza) especialmente post embarazo, mini lifting y lipoescultura. 

En lo que adicciones hace, las mujeres de mayor edad recurren mucho a las cirugías de reposicionamiento de los tejidos: lifting facial, blefaroplastia (párpados), dermolipectomia de piernas (lifting de piernas) y también reducción de brazos y abdomen.

También se acuden interminable cantidad de veces a tratamientos que ayuden al rejuvenecimiento de la piel y disminución de arrugas con infiltraciones de Bótox o Ácido hialurónico. 

¿Qué eligen los hombres?

Ellos son fanáticos de la lipoescultura, la cirugia de párpados y el retoque de la papada con mentón.  La  adicción a la juventud eterna y la perfección  se ha incrementado tanto en mujeres como en hombres, ellos generalmente motivados por la importancia del aspecto físico en la competencia laboral. 

¿Cuándo decir basta?

Muchas veces, la adicción a la cirugía está íntimamente ligada a un trastorno de la personalidad. Es responsabilidad del médico cirujano orientar al paciente a una psicoterapia, explicando que, cuanto más mute su cuerpo, mas insatisfacción va a generar a uno mismo 

Cuestiones a tener en cuenta

Actualmente el campo de los tratamientos estéticos se ha extendido para bien. Existe un enorme abanico de soluciones, que, si bien, no remplazan a la cirugía, ofrecen  excelentes resultados sin pasar por el quirófano. 

Los nuevos tratamientos con Plasma propio, Factor de crecimiento o radiofrecuencia, han sido un importante aporte. 

*La radiofrecuencia produce excelentes resultados efecto lifting en cuello, rostro y brazos.

*Los rellenos de ácido hialurónico rehidratan la piel desde adentro, dando un aspecto sumamente saludable y joven.

*Los nuevos peelings, logran esa piel perfecta que todos queremos.

*Los láseres borran cicatrices de acné, y rejuvenecen la piel incrementando cientos de veces el colágeno. 

Existe una infinita gama de medicina estética a nuestra disposición. La clave está en elegir con responsabilidad el cirujano idóneo.  

La cirugía plástica existe para armonizar, embellecer, rejuvenecer. Es importante no traspasar el punto justo de equilibrio y la dosis de naturalidad, que hace de ella una herramienta para lograr el ideal de belleza que cada una desea.