06
Lun, Feb

Con sello de Mujer

Pequeñas grandes cosas que nos cambian el humor

En el transcurso del día, nos suelen ocurrir pequeñas grandes cosas que nos hacen cambiar de humor.

Podemos comenzar la mañana con el pie izquierdo porque el reloj se paró y no sonó el despertador, por lo tanto tenemos que levantarnos a los saltos y meternos en la ducha, allí nos damos cuenta que el agua sale fría porque el calefón no funcionó bien durante la noche, nos bañamos como podemos y salimos corriendo para no llegar tan tarde al trabajo. Para rematar, perdemos el colectivo y el siguiente demora en llegar.

Leer más...

Aventuras y desventuras de mi amiga perdida en un sex shop

 No hay nada más divertido que la charla entre mujeres, siempre encontramos motivos para reirnos de nosotras mismas. Lo mejor es FACE to FACE y tete a tete, pero si no, con los teléfonos y el msn, alcanza. Y las amigas solemos llamarnos, desde lugares insólitos.  Pero el premio se lo llevó mi curiosa amiga menor que me llamó desde un sex shop. 

Leer más...

Las cosas que una mujer descubre cuando se va a vivir sola

 Solterita, con o sin apuro. Separada, divorciada o viuda involuntaria, llega un momento en que una mujer se va a vivir sola o, en su defecto, se queda a solas, y es entonces cuando comprende algunas coordenadas.

Una dice lo más campante: ¡al fin sola!, ¡al fin libre! Pero el disfrute, de dicha situación, es un tanto efímero. Basta alzar la vista al cielorraso descascarado, para que en ese instante se produzca un insight importante en la vida de una.

Leer más...

¿Gatafloras o madres?

 ¿Quién las entiende, gatas floras?, es el estribillo de más de un hombre.  La variante radica en que unos los vociferan y otros lo piensan.  Y alguna porción de razón tienen, mal que nos pese reconocerlo. 

Leer más...

Madre post vacaciones…sobrevive para contarla

 Después de ir tachando los días en el almanaque, por suerte llegó el tan esperado momento: se terminaron las vacaciones de invierno!!!

La familia unida es muy linda, pero no me parece que lo sea durante estos 15 días en donde los niños están disfrutando de no hacer nada y nosotras, volviéndonos locas para entretenerlos, cuidarlos y atenderlos.

Leer más...

Más artículos...